LG G3: Análisis de características y opiniones

analisis lg g3

El esperado LG G3 incorpora la nueva tecnología Meta Oled o MLA enriquecida con microlentes para picos de luz extremadamente altos, ver review;

Tamaño de LG G3

Comercializado en España en los siguientes formatos:

  • OLED55G36LA (55 pulgadas) panel MLA
  • OLED65G36LA (65 pulgadas) panel MLA
  • OLED77G36LA (77 pulgadas) panel MLA
  • OLED83G36LA (83 pulgadas) panel EVO EX (no MLA)

Análisis del LG G3

Analizamos las características y especificaciones técnicas del LG G3:

Diseño: el más sólido y compacto del mercado

La serie G es sinónimo de Galería y como siempre está diseñada para ser montada en la pared, el diseño y los materiales son completamente idénticos al modelo G2, pero eso es un plus… volviendo al producto no hay pedestal o soporte incluido que tendrá que comprar por separado si lo desea; no hay oficial / compatible / o VESA basado.

Encontrarás por tanto en la caja un ingenioso cruce entre soporte y brazo mecánico para fijar por separado, esto te permitirá colocarlo perfectamente enrasado con la pared, con la posibilidad añadida de espaciarlo temporalmente para cualquier cambio de cable.

La calidad y solidez de este mini brazo de acero es muy alta, es un producto muy pequeño, pero hay que tener en cuenta que no utiliza los agujeros del sistema VESA, sino que se engancha a injertos de acero que forman parte de la estructura del propio televisor, lo que lo hace mucho más estable y seguro, el LG Oled G3 en todos sus formatos no es tan ligero como el LG C3 (review), tiene una placa de disipación adicional y una tecnología diferente como veremos más adelante.

Puedes ver un video sobre el soporte de pared respecto al modelo anterior (idéntico al nuevo):

En cuanto a la estética en general en la parte frontal los biseles son los más delgados del mercado, 6 mm negro en 3 lados sellados por la estructura metálica ya incluida en la medición, el borde inferior es en cambio de 13 mm con ligera protuberancia para recibir ir controles en el centro.

La parte trasera es totalmente metálica con un rebaje central para el montaje en pared y las entradas dispuestas en ángulo a la derecha y en la parte inferior. Como está diseñado para alinearse a ras de la pared, cada entrada está empotrada y los cables están dispuestos para seguir un recorrido sin crear grosor.

El perfil del producto también es un punto de referencia en el panorama, tiene un grosor de sólo 2,5 cm constante en toda la superficie, normalmente los demás televisores oleds tienen parte de la pantalla de unos mm de grosor, pero el G3 al ser el tope de gama tiene una placa de refrigeración incluida y además el diseño de la galería requiere un grosor uniforme para que quede totalmente adherido a la pared.

Los materiales y el montaje son de lo mejor del mercado, nunca he visto un televisor tan sólido y compacto, está fabricado prácticamente en su totalidad en metal y fibra compuesta, mantiene temperaturas mucho más bajas que otros televisores con el único inconveniente de ser un poco más pesado que la serie C.

Calidad visual del Meta Oled

La serie G en los últimos años siempre ha representado la parte superior de la gama 4K superior a continuación, la serie C en el panel, este año, sin embargo, la brecha es aún mayor, mientras que la serie C se mantuvo con prácticamente la misma pantalla que el año anterior, LG G3 incluye por primera vez la tecnología Meta Oled (o MLA) enriquecido con micro lentes;

En pocas palabras, se añade al proceso de fabricación un sustrato litografiado con una matriz de micro hexágonos de forma convexa. El resultado final es que la luz generada por el componente orgánico pasa a través de las microlentes y se amplifica, con lo que se consigue un mayor brillo/luminancia.

lg g3 calidad de imagen

También es interesante el hecho de que el aumento de brillo en este caso no está correlacionado con una mayor tensión eléctrica, lo que sería negativo en muchos aspectos, desde el consumo de la factura de la luz hasta el mayor deterioro del panel.

La forma más correcta de imaginar la tecnología Meta Oled es comparar un píxel con una pequeña habitación con una única fuente de luz, si la habitación está llena de espejos la luz se refleja varias veces generando un resultado diferente.

Sin embargo, ¡la tecnología funciona! LG G3 es el oled más brillante jamás fabricado, alcanzando un pico de alrededor de 1500 nits ya con el perfil de modo cineasta que tiene un blanco «cálido» y por lo tanto menos brillante.

Estos resultados son los mejores logrados en un oled hasta la fecha, y esto se refleja en el visionado de contenidos HDR o Dolby Vision. En particular, los picos de luz en zonas pequeñas son tan impactantes que parecen irreales incluso para aquellos acostumbrados a pantallas de calidad.

Si bien es cierto que los Mini LED superan los 2000 nits, aquí hay que tener en cuenta que los 1500 nits se igualan al negro absoluto alternando incluso cada píxel si es necesario, mientras que sabemos que la tecnología Mini LED debido a la retroiluminación necesariamente tiene más o menos contaminación lumínica dependiendo de la situación, así que no esperes el mismo tipo de rendimiento, en la oscuridad LG G3 ofrece escenarios nunca vistos.

Otro aspecto se refiere a la luminancia de los colores, (es decir, lo saturados y puros que pueden llegar a ser los colores) en las distintas presentaciones no se prestó especial atención a este factor, pero la tecnología Meta Oled también mejora este aspecto.

Es evidente que el subpíxel blanco del sistema Wrbg de LG sigue contaminando la pureza y que aún estamos lejos de los resultados que ofrece el QD-Oled, a pesar de lo cual el G3 sigue representando lo más parecido posible a los monitores de referencia utilizados por los cineastas, productos que cuestan decenas de miles de euros.

Este factor divide las opiniones, porque en este único aspecto ¿es mejor tener un televisor como el G3 que se acerca al «punto de referencia» del director, o un QD-Oled que en luminancia lo supera? Depende de gustos y situaciones, pero seguimos hablando de tintes HDR que generalmente aparecen durante unos segundos en pantalla quizás durante explosiones y similares.

La uniformidad del panel es muy buena, en pantallas medias está entre el clásico wrgb (no META) y el QD-Oled, las pantallas de prueba casi negras siempre pueden presentar algún banding vertical, pero a este modelo no le afecta en absoluto e incluso si están presentes generalmente desaparecen tras un periodo de rodaje de un mes.

El ángulo de visión se ha mejorado aún más, sinceramente no es significativo, todos los OLED ya tienen una visión básica muy amplia, pero lo cierto es que el sistema de microlentes lo amplía aún más.

El filtro antirreflejos ha cambiado radicalmente respecto al modelo anterior y también respecto al resto de Oleds de LG, el acabado de la pantalla ya no es tan brillante como antes (era espejado), ahora es más opaco y difumina los reflejos, pero el objetivo de la nueva solución es que refleje mucho menos la luz.

En el lado negativo, sin embargo, hay que mencionar que en entornos luminosos el negro es ligeramente más claro que el ofrecido en el G2, no está tan contaminado como el del QD-Oled, digamos que está en un punto intermedio.

Está claro que el nuevo procesador de vídeo α9 Gen6 se comporta de forma excelente con cualquier fuente por encima de 1080p, algo que de todas formas ha sido así durante muchos años, sin embargo esta nueva encarnación 2023 genera un mejor escalado en contenidos de baja definición (concretamente 480p y 575i) acercándose más a lo que hacen los procesadores de gama alta de Sony. Como estamos hablando de contenidos bastante antiguos esto no supondrá una diferencia para la mayoría del público, pero para el cinéfilo de películas antiguas es una buena mejora ya que el upscale es excelente, no se pierden detalles ni se distorsionan, no se fuerza la nitidez de los contornos, pero al mismo tiempo realza los detalles y las gradaciones de color.

Mencionar que en el modelo de 83 pulgadas (OLED83G36LA), tal y como se declaró oficialmente desde el anuncio, no cuenta con la tecnología MLA (microlente), la placa disipadora dedicada sigue presente, pero por otro lado existen límites en el consumo de energía que actúan como una limitación más.

Aunque todavía no está disponible en el mercado español, la combinación de estas dos cosas hace suponer que su brillo máximo estará desgraciadamente por debajo de los 1.000 nits, definitivamente diferente de los formatos de 55, 65 y 77 pulgadas.

Calibración nativa

En la primera puesta en marcha se presenta una serie de opciones visuales para ajustar la imagen según el gusto, ya que no está claro cómo funciona recomendamos ignorarlo y en primer lugar después de los procedimientos de inicialización ir a desactivar el ahorro de energía (Ajustes> General> Ahorro de energía) con el ajuste OFF para no limitar las capacidades del panel.

Los perfiles presentes son todos bastante sensatos para su uso, los perfiles cine/experto cuarto oscuro/claro son a la vista equilibrados y naturales, pero analizaremos sobre todo el modo Cineasta, que con los años se ha convertido en el más popular y similar a lo que se obtendría con una calibración nativa.

El panel es tan brillante que la configuración del modo cineasta con contenido SDR (como películas antiguas y similares) ofrece un brillo de 80/100, que en mi opinión es incluso demasiado alto con este contenido y recomiendo bajar a 70 si se está en una habitación oscura. Evidentemente este ajuste nativo denota un preajuste igual al del LG C3 donde un valor de 80 siendo menos brillante no crea problemas.

De todas formas, aparte de este detalle el LG G3 tiene uno de los paneles mejor calibrados nativamente, destaca el hecho de que comparado con el G2 los blancos y zonas muy claras tienen un tono ligeramente más rojizo, casualmente más parecido al de los QD-Oled (S95B y Sony A95K) que lo que ofrecen generalmente los WRGB.

La reproducción de los rostros es completamente natural y equilibrada, y todo se ve enriquecido de media por una mayor saturación del color en comparación con el modelo LG G2, pero a decir verdad esto no siempre es así, depende un poco del contenido y de cómo funcionen los nuevos algoritmos. En algunas situaciones oscuras, por ejemplo, se ha llegado incluso a una menor saturación, pero se trata claramente de una elección deliberada, quizá en este caso precisamente para alinearse más con lo que ocurre en los televisores Sony.

Las escenas muy oscuras tienen el mejor despliegue de detalles de la historia, los colores más cercanos al negro absoluto representan una dificultad para cualquier televisor, cada fabricante intenta solucionarlo a su manera, algunos los aclaran creando algunos micro-desgarros, otros los oscurecen con cierta pérdida de detalle… LG G3 es el más correcto en seguir la fuente y con futuras actualizaciones de software podría incluso mejorar.

Las gradaciones de color del panel de 10bit son graduales y uniformes, no hay defectos evidentes de banding en ninguna transición, no obstante si la fuente de vídeo es imperfecta o está demasiado comprimida siempre se puede recurrir a la opción «gradación de color» del menú «claridad» que con sus 3 valores puede intervenir artificialmente para solucionarlo, pero no recomiendo ir más allá del ajuste mínimo para no perder detalle.

gestion del movimiento lg g3

Con contenido HDR, el visionado más calibrado se realiza con el perfil DOLBY VISION Cinema Home, dado el brillo del panel es obvio que gana con facilidad, especialmente en la oscuridad establece un nuevo estándar, pero quizás una pequeña parte del mérito también se deba al nuevo algoritmo OLED Dynamic Tone Mapping Pro que afirma descomponer el fotograma único en 20.000 zonas y luego enfatizar detalles como los picos brillantes HDR y los pequeños contrastes.

Movimiento

Claramente equipada con un panel de 120hz y un tiempo de respuesta instantánea de 0,2ms, estamos hablando de una pantalla que no puede tener ningún efecto estela y reproduce los fotogramas de la forma más nítida y definida incluso que en un proyector de vídeo de cine.

La marca ‘cine real’ en el menú ‘claridad’ sirve para reproducir 24 fotogramas nativos de la forma más pura y absoluta, haciendo feliz a cualquier purista del cine, pero para todos los demás 24fps se quedarán cortos y aquí es donde entra en juego la función Trumotion, dentro de la cual encontrarás los perfiles:

  • Movimiento cinematográfico
  • Natural
  • Uniforme
  • Personalizado

Los dos primeros son sin duda la mejor forma de disfrutar de películas y series de TV, me parecen perfectos ya que no generan artefactos visibles y molestos en prácticamente ninguna situación, el sistema Trumotion hace que incluso en escenas hiper rápidas no se desactiven de lo contrario se notaría el cambio de frecuencia, en conclusión estos ajustes están totalmente potenciados.

Por supuesto, aquellos que prefieran una fluidez aún mayor o un efecto ‘Culebrón’ pueden seleccionar ‘uniforme’ o incluso ‘personalizado’ con un valor máximo en ambas barras propuesto.

Es precisamente en la fluidez ajustada al máximo donde mejor se puede valorar la calidad de interpolación de los algoritmos, en este caso hablamos de un procesador de gama alta Alpha 9 Gen6, que sin embargo también se utiliza en el modelo C3, donde de hecho se comporta exactamente igual, generando así en estos ajustes extremos los inevitables algoritmos de forma muy similar a otros procesadores de gama alta del mercado.

Gaming

Como siempre los Oled de LG representan la excelencia en este aspecto, el G3 no podía ser menos, así que puedo resumir brevemente que hay:

  • 4 puertos HDMI 2.1 de banda completa 48gbps ideales para aprovechar dispositivos 4K / 120hz y conectar PS5 / Xbox / PC / Soundbar en el mejor de los casos sin renunciar a nada como desgraciadamente ocurre en televisores que sólo ofrecen 2.
  • VRR soportado y certificado (para reproducción sintonizada de fotogramas generados) con las 3 variantes (G-Sync, Freesync y HDMI VRR).
  • DOLBY VISION funciona en el juego contemporáneo a 120hz o Vrr, una supremacía que incluso en 2023 pertenece sólo a LG oleds, el menú gamebar es agradable y lleno de opciones y dividido en perfiles específicos por género de juego.
  • Entrada perfecta-la que con el modo juego activo a 60hz es de 10ms, activando el modo boost o jugando a 120hz baja a 5ms confirmándose en lo más alto en el panorama.

Estas son, sin embargo, características que también son comunes al modelo de gama baja C3, B3 (y todos los de años pasados), ahora veamos algo específico que sólo el LG G3 puede ofrecer; en primer lugar el brillo de 1500 nits frente al negro absoluto es un valor añadido para el gaming, al igual que la luminancia mejorada de algunos colores HDR que definitivamente se nota más en este campo que en el cine.

experiencia de juego lg g3

El mapeado dinámico de tonos funciona bien adaptando la fuente a las nuevas posibilidades que ofrece el panel, incluyendo también la variante HGiG que se adapta perfectamente al posible pico de luz, aunque muy pocos juegos aprovechan esta tecnología.

Me gustaría señalar que el modo de juego activo con los mismos ajustes de punto blanco disminuye el pico de brillo en unos 90 / 100 nits, un cambio insignificante en cualquier caso y que podría cambiar con las actualizaciones de software.

En la configuración de los dispositivos HDMI conectados en este 2023 el 4:4:4 Pass Through hdmi tick apareció para una señal sin comprimir desde el PC, el año pasado esto se logró mediante el establecimiento del nombre del puerto ‘PC’.

En general pues no hay mucho que añadir, un absoluto tope de gama también en este aspecto, quizás sólo limitado por la ausencia de formatos pequeños y el soporte opcional, factores que lo hacen perfecto cuando se monta en una pared frente a un sofá con un par de consolas conectadas, pero difícil de colocar en el escritorio de un jugador.

Es importante destacar que, incluso en 2023, el LG G3 ya incluye una garantía de cinco años en el panel contra quemaduras, el hecho de que tenga una placa disipadora dedicada mantiene las temperaturas muy bajas. En el mundo de los juegos, con contenidos solo HDR y HUB fijos, esto representa una buena seguridad para el cliente.

Smart TV

WebOS 23 no aporta cambios sustanciales respecto a la versión anterior, pero sigue siendo una garantía de accesibilidad y sencillez, la implementación de perfiles ya presente es excelente, pero más refinada en cuanto a estética y elección de contenidos.

De momento, WebOS 23 es aún más ágil que la versión 22, el único cambio sustancial es una disposición diferente de los contenidos en lo que es la «home» a pantalla completa del sistema, el otro pequeño cambio se llama Quick Settings, que toma la forma de un menú de ajustes en formato «atajo» con pestañas para las funciones más utilizadas.

smart tv webos lg g3

Todo lo demás del sistema es perfectamente idéntico en diseño y funcionalidad, y me refiero tanto a los menús internos como a la bien surtida tienda de APP, donde siempre encontrarás todo lo que necesites si no está ya preinstalado.

RemoteMeeting es la aplicación para videoconferencias, luego está la pestaña Multi View que muestra 2 fuentes a la vez mediante PIP o pantalla dividida (no 2 fuentes HDMI), Sport Alert para avisarte de eventos deportivos y, por supuesto, la conocida Art Gallery para hacer del televisor un cuadro interactivo.

La única pequeña novedad es la función QMS (Quick Media Switching) HDMI 2.1 que interviene al cambiar de fuente/frecuencia de vídeo, en definitiva elimina esa pantalla negra y esa pequeña espera durante el cambio de fuente haciéndolo inmediato… de momento sólo Apple TV soporta esta función.

WebOS está entre los mejores del mercado, para muchos el mejor, para otros no… depende de gustos, lo que no quita que tenga el exclusivo sistema de apuntado del mando a distancia MAGIC REMOTE 2023.

De hecho es idéntico al modelo 22, por lo tanto con un buen número de teclas de acceso directo, el micrófono para los comandos de voz integrados, y la posibilidad de gestionar el resto de la domótica conectada al sistema LG (la certificación Matter también está presente).

Audio y codificación DTS

El LG G3, entre las novedades de 2023, vuelve a ser capaz de decodificar DTS, no una gran revolución en este caso ya que era compatible hasta los modelos de 2019, sin embargo, los viejos DVD a menudo lo utilizan y es mejor tenerlo. Dado por sentado en cambio la presencia de soporte para Dolby Digital y Atmos.

El sistema de audio integrado no es una referencia para la parte superior de la gama, estamos hablando de un 4.2 canales con un total de 60 vatios, ciertamente no reemplaza una barra de sonido, ni siquiera una barata, pero el espesor reducido del televisor tal vez no permite una mejor integración, también porque el diseño de la galería está diseñado para ser montado a ras de la pared, de hecho, todos los altavoces están dispuestos con emisión lateral y positivamente tienen una buena separación estéreo especialmente en los formatos más grandes.

Sin embargo, el equipo permite un sonido decente hasta ciertos volumenes de escucha, más allá de cierto límite hay distorsiones pero esto es normal. Las frecuencias altas y medias son buenas, los graves no son muy incisivos. Gracias a los algoritmos integrados, los diálogos son bien inteligibles, entre ellos el nuevo AI Sound Pro, que supuestamente simula un sistema de 9.1.2 canales, una pretensión realmente excesiva que de hecho no se refleja en la realidad.

Como siempre existe la función Wow Orchestra para utilizar los 60W del televisor junto con cualquier barra de sonido compatible.

Digamos que en este aspecto LG ha pretendido venderte un panel de una calidad increíble, dando por hecho que con un tope de gama de este tipo querrás acompañarlo de una barra de sonido dedicada o incluso algo más serio.

Otros fabricantes incluyen mejores sistemas de sonido que el cliente paga de todas formas y que muchas veces acaba por no usar igualmente en favor de sistemas dedicados, por lo que si esto es una ventaja o una desventaja depende del consumidor.

LG G3 precio:

Como mencionamos siempre, depende de las pulgadas del modelo que vayamos a comprar, pero sabemos que LG G3 es el modelo de gama alta de la marca y es dificil encontrar un televisor mejor en el mercado por lo que estamos ante precio elevados:

[amazon box=»B0BZSM4HTK, B0BZSM3SNW, B0BZSMZSN8, B0BZSLMRDF» grid=»3″ ]

LG G3: Valoración y opiniones

Su nueva tecnología MLA es ganadora en todos los aspectos, tanto que el LG G3 puede considerarse el mejor televisor 2023 del mercado y el oled más brillante. Los colores siguen sin tener la pureza del QD-Oled pero siguen estando por encima del estándar y mejorados respecto al modelo anterior. Este televisor con contenido HDR/Dolby Vision es el más impresionante para ver en la oscuridad pero es genial en cualquier situación y con cualquier contenido. La mejora en el upscaling de fuentes de baja definición por el nuevo procesador Alpha9 gen6 es apreciable, en general es un producto que se comparará con muy pocos de gama alta, pero es imposible encontrarle fallos y la garantía de 5 años en el panel incluido es un aliciente más para comprarlo.

Nota: 9.5

Pros y contras:

  • El oled más brillante jamás fabricado
  • Diseño, materiales y montaje perfectos
  • 5 años de garantía contra quemaduras
  • Sería el momento de incluir también un soporte para los que no lo montan en la pared
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *