TCL C935: Analizamos los 4K Mini LED de TCL (Serie C93)

Mejores televisores 2023 ≫ Televisores TCL ≫ TCL C935

Se trata de una marca de televisores grande, al menos en China y Norteamérica. Ahora quiere introducirse también en Europa: el fabricante TCL. Con el TCL C935, el neogigante despierta grandes expectativas. ¿Cumplirá con lo que promete?

Cuando TCL, notablemente uno de los mayores fabricantes de televisores del mundo, presentó Mini LED a finales de 2019, la industria escuchó. La nueva tecnología de retroiluminación no sólo promete unos niveles de negro igual de buenos para los televisores LCD que para los OLED. También quiere conservar todas las ventajas de los LED convencionales. En otras palabras: buena luminosidad máxima y ningún peligro de quemado. Además, TCL comercia tradicionalmente sus televisores a precios muy justos.

tcl mini led c935

«Los mini LED no sólo son tan buenos como los OLED. Mini LED es mejor», dijo eufórico Olivier Semenoux, Jefe de Gestión de Productos de TCL Europa, en una entrevista.

Dos años y medio después, la audaz predicción de Semenoux aún no se ha hecho realidad. Sin embargo, la avanzada tecnología de retroiluminación está ayudando a los televisores LCD a ganar una posición mucho mejor en la batalla contra OLED. Los televisores Samsung, LG y Sony hace tiempo que se subieron al tren de los televisores LED por este motivo. En consecuencia, el TCL 4K Mini LED C935, el último buque insignia de TCL, no es una revolución del concepto, sino una evolución coherente: más mini-LED, atenuación local más exhaustiva, menos blooming, mejor imagen y sonido de mayor calidad, también gracias a la compatibilidad con Dolby Atmos.

Análisis del TCL C935

Analizamos las características de la serie TCL C93, compuesta por el TCL 65C935 y TCL 75C935, de 65 y 75 pulgadas respectivamente.

Diseño

El nuevo buque insignia de la compañía tecnológica china incorpora un panel LCD de 144 Hz con retroiluminación LED. Esto significa que la imagen se puede construir hasta 144 veces por segundo. Se supone que esto garantiza una imagen ultrasuave y sin borrones, aunque apenas hay contenidos en televisión que aprovechen tan altas frecuencias de cuadro. ¿Mezcla de números? Tal vez. Apenas utilizarás el televisor como monitor de PC. Actualmente, los juegos de consola están optimizados para entre 60 y 120 imágenes por segundo. Además, las películas y las series sólo se ruedan a 24 fotogramas por segundo.

Como es habitual en TCL, el panel está envuelto en un elegante y fino marco de aluminio. Los dos altavoces frontales situados en la parte inferior de la pantalla están cubiertos por una rejilla de aluminio. En la parte trasera del panel hay dos transductores que irradian hacia arriba -para el sonido Dolby Atmos- y un subwoofer integrado para los graves. TCL destaca que ha desarrollado el sistema 2.1.2 junto con el fabricante de electrónica de audio Onkyo. En la práctica, esto suena bastante bueno para un televisor. Pero nunca lo suficientemente bueno como para sustituir a una barra de sonido decente.

Visto de lado, el TCL C935, con sus 5,8 centímetros, es bastante delgado para un televisor LCD. La mayoría tienen entre seis y siete centímetros de grosor. Esto se debe a la capa adicional de LED que hace brillar los píxeles LCD del panel. El C935 de TCL también tiene una capa LED de este tipo. Sólo que no hay lámparas convencionales, sino mini LED. No sólo ofrecen una mejor calidad de imagen, sino que, sobre todo, son mucho más pequeños. Sobre las especificaciones. TCL ofrece lo siguiente:

  • 4 puertos HDMI 2.1 (4K144Hz, ALLM, FreeSync Premium Pro y HDMI Forum VRR).
  • Uno de ellos con eARC (HDMI 3)
  • 1 puerto USB 2.0
  • 1x salida para Toslink
  • 1 puerto LAN
  • 1x CI+ 1.4
  • Conexiones de antena
  • Bluetooth 5.2

Las cuatro entradas HDMI admiten HLG, HDR10, HDR10+ y Dolby Vision. Esta última en particular me parece genial. Después de todo, TCL es uno de los pocos fabricantes de televisores que no ofrece ni HDR10+ ni Dolby Vision. Además, hay Dolby Atmos, incluido pass through, por si quieres enviar el sonido a un sistema de sonido externo. Si desea montar el televisor en la pared, necesitará un soporte VESA 300×400 mm.

Panel Mini LED

Haría falta un artículo entero para explicarle Mini LED como es debido. Una de las características más importantes del C93: TCL Mini LED. Esto significa que miles de LED muy próximos entre sí proporcionan la luz de fondo. Esto se debe a que los píxeles LCD no pueden iluminarse por sí solos, sino que tienen que ser iluminados desde atrás. Y donde se supone que los píxeles deben permanecer negros, la luz de los LED queda bloqueada por cristales de luz y filtros de polarización, en teoría. En la práctica, sin embargo, siempre penetra un poco de luz a través del píxel. Por eso, en los televisores LCD, donde debería haber negro, suele haber gris oscuro.

tcl c935 tasa de refresco

Por eso, los fabricantes de televisores han desarrollado el Full Array Local Dimming (FALD): Cientos de LED que se atenúan localmente. Esto garantiza mejores niveles de negro y, por tanto, mejores contrastes que se supone que rivalizan con OLED. En principio, el «Mini LED» es como el FALD. Sólo que con miles en lugar de cientos de LED. Esto es posible porque los mini LED son mucho más pequeños que los LED FALD. Mientras tanto, se están fabricando mini LED de tan sólo 0,152 milímetros. En pocas palabras: Mini LED es la evolución lógica de FALD.

¿Por qué son mejores los LED pequeños que los grandes? En primer lugar, porque reducen el molesto blooming, una especie de halo que se produce cuando los bordes brillantes sobre un fondo oscuro no se iluminan con precisión milimétrica. Entonces los LED también brillan donde en realidad debería haber negro. En cambio, varios LED pequeños son más precisos que unos pocos LED grandes. Y como en los televisores mini LED hay muchos más LED que en los televisores FALD, también hay más zonas regulables y, por tanto, menos blooming.

Gracias a la retroiluminación mini-LED, el C93 de TCL puede atenuarse localmente muy bien. Esto le permite conseguir unos negros impresionantes para un televisor LCD y, por tanto, mejores contrastes que sus hermanos FALD.

Brillo y contraste

El brillo es importante para el televisor por dos razones. Por un lado, influye en el valor de contraste. Determina cuántos colores diferentes puede mostrar un televisor. Por otro lado, la luminosidad es importante si sueles ver la tele en habitaciones inundadas de luz. Si un televisor no tiene suficiente brillo, puede quedar sobreiluminado por la luz ambiente de la habitación. Entonces, la imagen te parece bastante pálida.

El TCL C93 es claramente más brillante que mucha de su competencia, llegando a los 2000 nits de brillo. Es más que suficiente para distinguir algo en la imagen incluso en una habitación luminosa durante escenas oscuras. Una característica típica de los televisores LCD, por cierto. Los televisores OLED son mucho menos brillantes debido a su tecnología. Por lo tanto, mucha luz ambiental es un problema para ellos.

Seguimos con la gama cromática, la cobertura de los espacios de color más habituales: cuanto mayor es el contraste, más colores pueden mostrarse y más natural parece la imagen. Por eso la gama es importante para el contenido HDR, ya que utiliza grandes espacios de color con su homónimo alto rango dinámico. El TCL C93 «sólo» alcanza una cobertura del 93% en el importante espacio de color DCI-P3.

En nuestras pruebas podemos decir que el C935 de TCL tiene una buena fidelidad de color con contenidos Dolby Vision, pero soporta peor los reflejos directos que, por ejemplo, el Samsung S95B. Durante el día, sin embargo, los reflejos apenas suponen un problema. Sin embargo, esto se debe más al alto brillo del televisor que al revestimiento antirreflejos.

Hardware

El procesador es el cerebro del televisor. Su principal tarea es recibir, procesar y mostrar señales de imagen. El procesamiento significa que reconoce la mala calidad de la imagen y la mejora. En TCL, suena así: «Experimenta detalles de imagen increíbles, tal y como los concibieron los cineastas». La imagen que ves es tan detallada como en el mundo real. Sumérgete aún más en la profundidad y el detalle».

Detrás de toda esta sensacional jerigonza de marketing se esconde que el procesador elimina el ruido, realza los colores, suaviza los bordes, suaviza los movimientos y añade la información de píxeles que falte.

Gaming

¿El televisor sirve también para jugar? Absolutamente. De hecho, he medido un retardo medio de entrada de 12 milisegundos, sin reconocer ninguna pérdida en la calidad de la imagen. Además, el televisor es compatible con todas las funciones relevantes para los jugadores:

  • 4 conexiones HDMI 2.1 (4K144Hz / 8K60Hz)
  • Modo de baja latencia automática (ALLM)
  • Frecuencias de cuadro variables (AMD Freesync Premium y HDMI Forum VRR)

Para ello, TCL (al igual que LG, Samsung, Sony, televisores Philips y televisores Panasonic) se ha asociado con muchos de los principales estudios de videojuegos. El resultado: HGiG – HDR Gaming Interest Group. Según el fabricante, esto debería garantizar que el HDR se muestre tal y como lo concibieron los desarrolladores del juego.

tcl c935 gaming

Satisface que al jugar los colores sean agradablemente cálidos, que el negro sea realmente negro, que los bordes se vean nítidos y que la imagen no se vea demasiado borrosa incluso con movimientos rápidos y bruscos de la cámara. Así es un buen modo de juego.

Al igual que los televisores de LG o Samsung, TCL también ofrece un submenú dedicado en el que se pueden realizar ajustes finos para juegos y leer la velocidad de fotogramas actual. Muy importante: el C93 de TCL soporta sin problemas el nuevo modo VRR-120Hz del PS5.

Smart TV

El fabricante confía en Google TV para su TCL C935. Se trata de una ROM personalizada de Google superpuesta al software de código abierto Android TV. O lo que es lo mismo, un sistema operativo que te permite acceder a apps como Netflix, Amazon Prime, Disney+ o Play Store desde un mismo lugar. La interfaz de Google TV es ordenada y muestra sugerencias de películas y series entre aplicaciones.

TCL 65C935 y TCL 75C935: Precio

TCL 65C935 y TCL 75C935 son los dos televisores de TCL que componen la serie C93 del fabricante chino. No encontramos diferencias en ellos más allá del tamaño de la pantalla y el precio. Ambos son televisores 4K Mini LED de 144hz con QLED, sistema operativo Google TV​ y sistema de sonido Onkyo 2.1.2.

El modelo de 65 pulgadas lo encontramos por un precio de unos 1850€, y el modelo de 75 pulgadas se encuentra por encima de los 2000€, pero puedes ver su precio actualizado en las cajas superiores.

¿Comprar TCL C935? Opiniones

TCL sigue queriendo conquistar el mercado europeo. Ya dominan China. Norteamérica, dos mercados que han convertido a la empresa tecnológica china en uno de los mayores fabricantes de televisores del mundo.

Si TCL quiere hacerse grande también en España, necesita un buen nombre. Reputación como fabricante de televisores de gama alta. Para conseguirlo, el gigante tecnológico chino invierte mucho en asociaciones con deportistas famosos como Marco Reus o Paul Pogba. Al mismo tiempo, investiga constantemente nuevas tecnologías y procesos de producción novedosos. Por ejemplo, una capa OLED que se va a imprimir sobre una capa de vidrio muy fina, como tinta sobre papel en una impresora de chorro de tinta. Esto convierte a TCL en un actor apasionante en el juego de la televisión.

tcl c935

En términos de precio, TCL juega realmente bien. Su competidor directo, el QN95A de Samsung -también con retroiluminación mini-LED- cuesta unos 200 euros más. Además, TCL puede presumir de Dolby Vision. Samsung no. Si tuviera que elegir, seguiría decantándome por la televisión surcoreana. Porque aunque la imagen Dolby Vision de TCL es precisa (no tanto como la de la competencia), pierde claramente en el resto de contenidos de películas y series. El modo «Cine» es mejorable: sin calibración, obtiene notas insatisfactorias. Sólo en los juegos el TCL C935 produjo la mejor imagen que he probado nunca, y eso con un bajo retraso de entrada. Eso significa algo. Entre los competidores se encontraban el A95K de Sony y el S95B de Samsung, dos televisores QLED. En resumen: la serie TCL C93 cuenta con una muy buena relación calidad precio pero aún no puede seguir el ritmo de los mejores televisores de la competencia en cuanto a calidad de imagen absoluta.

Deja un comentario