Sony A80J: Análisis y opiniones de XR55A80J, XR65A80J y XR77A80J | Sony Bravia

Mejores televisores 2022 ≫ Televisores Sony ≫ Sony A80J

En el televisor Sony A80J encontramos por primera vez el increíble Cognitive Processor XR en funcionamiento en un panel Oled, completo con puertos HDMI 2.1, sobre el papel un producto de gama alta ganador, ver reseña;

Sony distribuye el televisor en los formatos:

  • Sony XR-55A80J (55 pulgadas)
  • Sony XR-65A80J (65 pulgadas)
  • Sony XR-77A80J (77 pulgadas)

Análisis del Sony A80J: características

Comenzamos por el diseño en esta review en donde pasaremos por todas las características y especificaciones del Sony A80J.

sony a80j analisis

Diseño

En general el diseño es mínimo, enfocando acertadamente todo a la espléndida pantalla y no queriendo ofrecer distracciones, sobre todo en el frontal, que tiene unos bordes negros de 5mm a los que se añaden 3mm de marco metálico (para un total de 8mm en los 3 lados), la parte inferior tiene un borde negro de 10mm y un marco de otros 10mm donde aparece el logo del fabricante a la izquierda, el impacto general es ciertamente agradable a la vista.

El panel está sostenido por dos pies metálicos con acabado de goma. A pesar de que sólo hay una ranura, es posible adaptarlos a tres posiciones, que se ilustran en el folleto de montaje, y obtener las otras dos posiciones no es lo más intuitivo.

La parte trasera está compuesta en parte por la placa metálica que contiene la matriz oled, mientras que la electrónica se encuentra en una carcasa de plástico de textura cuadrada.  En la parte inferior derecha está el clásico hueco con todas las entradas necesarias, 3 puertos HDMI están orientados hacia abajo mientras que el último está orientado hacia fuera.

De perfil, el cuerpo del televisor tiene un grosor de 52 mm, mientras que la parte exterior (o placa oled) tiene un grosor de 6 mm, lo que lo hace más grueso que el de los televisores LG, pero al mismo tiempo aparentemente más robusto. Imaginándolo montado en la pared, el aspecto es ciertamente atractivo aunque los 3 puertos hdmi orientados hacia abajo no sean muy fáciles de alcanzar.

La calidad de construcción es excepcional, utilizando plásticos de alta calidad, y un acabado de bordes metálicos preciso y lineal, el sistema de soporte a pesar de tener 3 opciones siempre mantiene el panel estable y libre de tambaleos.

formato sony bravia a80j

Calidad visual con inteligencia cognitiva

Gracias a la tecnología Oled, el contraste es infinito y los negros son absolutos, cada píxel individual tiene su propia gestión de salida de luz, por lo que la visualización en la oscuridad es actualmente incomparable con otras tecnologías del mercado que se ven inevitablemente obligadas a hacer concesiones.

El brillo con contenido HDR se puede definir como bueno aunque no marque nuevos estándares en el panorama de los televisores Oled, el punto de máximo brillo se alcanza en zonas muy pequeñas, donde con los ajustes más forzados llega incluso a superar los 880 nits, de media, sin embargo, en las zonas un poco más grandes llega a los 750 nits pasando a alinearse sustancialmente en todos los aspectos con el televisor LG C1. Incluso en el producto de Sony, cuanto más grande es el área brillante, más entra en juego el limitador que la baja, la mitad de la pantalla blanca da alrededor de 300 nits, toda la pantalla blanca sólo ofrece 160 nits. Sin embargo, incluso en este aspecto, hay que tener en cuenta que 750 nits combinados con el contraste infinito de un oled dan definitivamente mejor resultado que el mismo valor en las pantallas retroiluminadas.

La uniformidad del panel es muy buena, la media de las pantallas de color sólido no muestra ninguna alteración, no hay extremos más oscuros y hay una ausencia total de DSE (efecto de pantalla sucia), este factor combinado con el manejo de contenidos en movimiento (que veremos más adelante) ayuda a que sea un televisor perfecto incluso para contenidos deportivos. Las pantallas negras siendo claramente pixel off son perfectas, mientras que las muy oscuras (Gris 5%) en el oled pueden presentar algún banding vertil, esto desgraciadamente también entre el mismo modelo puede variar, hay que recordar que este «banding» en el oled prácticamente nunca son visibles en contenido real, en cualquier caso el modelo de 55 pulgadas proporcionado bajo prueba es perfecto incluso en esta situación, más uniforme que el televisor LG B1 (que sin embargo pertenece a una gama de precios diferente).

El ángulo de visión es otra ventaja del Oled, de nuevo no hay distorsiones visuales hasta ángulos irreales, el televisor es por lo tanto muy adecuado para grandes salas con varios puntos de visión. La gestión de los reflejos es excelente, el Sony A80J tiene un acabado algo más mate que otros televisores Oled, lo que personalmente prefiero ya que le da un aspecto más «profesional» al panel. En cuanto a la luz reflejada, consigue atenuarla muy bien, evidentemente si se coloca frente a una ventana con el sol algo de incomodidad visual hay, pero sólo en situaciones extremas. Por lo tanto, en general, la visualización en un entorno muy iluminado es buena, no es el punto fuerte del producto, pero el brillo es lo suficientemente alto como para ofrecer una buena calidad.

Inteligencia cognitiva + Oled

Cognitive Processor XR es el chip de gama alta de Sony, sustituye al famoso X1 último de 2020, según el fabricante los pasos adelante son muchos, el principal tiene que ver con que normalmente estas IAs analizan elementos individuales como el color y el contraste, este en cambio promete analizar cientos de elementos al mismo tiempo como lo haría un cerebro humano, la otra promesa ganadora tiene que ver con el punto focal, también en este caso el procesador promete identificar el elemento importante en primer plano aumentando la sensación de profundidad de la escena.

Por supuesto, muchas de estas afirmaciones son en parte exageradas por el marketing, pero en visión real las optimizaciones están ahí y se notan, activando estos algoritmos la gestión del contraste y el detalle de los elementos son excepcionales.

El Sony A80J y en general los televisores con procesadores cognitivos están a otro nivel respecto a la competencia, así que si pretendes reproducir películas antiguas, contenidos 1080p, o canales de televisión esto es algo a tener en cuenta.

Calibración óptima

El Oled A80J tiene una excelente calibración nativa, es un producto que fuera de la caja tiene una serie de preajustes, pero en particular para ver el contenido de la película el modo ‘personalizado’ con la temperatura de color ‘experto1’ es realmente bueno, todos los tonos más difíciles como las caras aparecen naturales y realistas, los blancos están casi perfectamente equilibrados, desde este punto de vista el producto de Sony está un paso por delante, después de todo la experiencia del fabricante japonés en este aspecto es realmente alta y lo ha demostrado incluso en los televisores LCD como Sony X90J.

Las calibraciones específicas hechas a medida llevarían el producto a casi la perfección, sin embargo la diferencia de la excelente calibración nativa sólo puede verse a través de un colorímetro.

En cuanto a la gama de colores y la cobertura del contenido HDR estamos en niveles excelentes ofreciendo un DCI P3 del 98%, incluso el volumen de color es bastante alto, todos los colores oscuros se reproducen perfectamente, alguna limitación hay en los tonos más brillantes y luminosos ya que el brillo del panel a pesar de ser medio/alto para un oled tiene algunos límites.

La gestión de los matices es absolutamente homogénea y libre de banding, este último sólo es ligeramente perceptible en los verdes pero siempre y sólo en presencia de imágenes de prueba.

sony a80j opiniones

Movimiento perfecto

El Sony A80J monta un panel con un tiempo de respuesta de 0,2ms, al igual que el resto de oleds podemos decir que es prácticamente instantáneo, de hecho reproduce de forma nativa la fuente de la mejor manera posible, naturalmente se recomiendan los contenidos de alta velocidad de fotogramas, los de fecha o baja velocidad de fotogramas podrían percibirse como espasmódicos y por tanto requerir filtros de movimiento, en este caso el conocido Sony Motionflow.

La forma en que se interpola el movimiento a través de Motionflow es otro aspecto en el que Sony sobresale, en particular en este 2022 a través del algoritmo XR Motion alcanza niveles tal vez imperceptiblemente más altos que la competencia, el estándar de los productos de gama alta ahora se ha alineado bastante, sin embargo para el espectador con un ojo particularmente receptivo este Sony tiene un manejo de movimiento más refinado que la competencia.

Incluso poniendo los filtros al máximo para conseguir el clásico «efecto telenovela», éste se maneja lo mejor posible, hay muy pocos artefactos, la interpolación de 120hz del panel funciona continuamente sin interrupción, no se apaga ni siquiera en las escenas más rápidas. Está claro que ver cualquier contenido, ya sea deportes, cine o la simple televisión digital, es siempre una experiencia agradable y optimizada.

También la función BFI en este modelo funciona realmente bien, este modo es capaz de aumentar la nitidez durante las escenas de movimiento, lo hace a través de la inserción de un marco negro entre un cuadro y otro, sinceramente es una función presente ahora un poco en todos los televisores, pero por 2 razones el uso real lo recomiendo sólo en productos de gama alta con pantalla de 120hz como este, esto permite tener una visión más nítida pero al mismo tiempo mantiene los 120hz activos y evita un excesivo oscurecimiento de la escena (dos factores que suceden en televisores de gama media/baja).

Retraso de entrada y videojuegos

En el campo de los videojuegos por fin se ha dado un paso adelante, primero porque se trata del primer Oled de Sony con puertos HDMI 2.1 y luego por el hecho de que el 4K 120hz funciona nada más sacarlo de la caja, obviamente conectando una PS5 / Xbox serie X o un PC adecuado.

De momento el 4K-120hz con Dolby Vision activo aún no es compatible, pero aún estamos en una etapa evolutiva ya que sólo Microsoft ha prometido usarlo en los próximos juegos, y hasta la fecha sólo LG ha garantizado implementarlo en los modelos de 2021, esperemos que Sony haga lo mismo, pero fácilmente tendremos que conformarnos con el HDR normal.

La tasa de refresco variable siempre a 4k 120hz es en cambio una realidad ya establecida en los televisores LG (G1, C1, B1, GX, CX, BX), pero en este televisor la función aún no está presente, Sony ha prometido introducirla más adelante con una actualización de software, será su responsabilidad cumplir la promesa.

La función de Modo de Baja Latencia Automática (ALLM) útil para configurar automáticamente el modo de juego no está, en su lugar una característica propietaria llamada «modo de imagen automática» que hace más o menos lo mismo, funciona con Ps5, pero no hay garantía para otros sistemas de juego.

En cuanto al input-lag aquí también estamos en buenos niveles, pero no en la perfección que se espera de un tope de gama, con el modo de juego activo en 4k a 60Hz con HDR el input-lag reporta 16 ms, esta es la situación de juego más común. Si tienes una ps5 / serie X / o un PC adecuado puedes jugar en 4K 120hz y en este caso el input-lag mejora a 9 ms.

En general en juegos es definitivamente un televisor usable y de alto nivel, pero Sony al menos en el lanzamiento no pretendía alcanzar la excelencia de los oleds de LG prefiriendo anteponer otros aspectos, y quizás enriqueciendo la funcionalidad con futuras actualizaciones de software.

Actualización: Sony ha lanzado una campaña de marketing apodada ‘Perfect for PlayStation 5’, que traerá algunos añadidos, concretamente el mapeo de tonos HDR y el modo de imagen de género automático;

  • El mapeo de tonos HDR automático aplica el procesamiento de mapeo de tonos en la configuración inicial de PS5 con una especie de ajuste automático basado en el modelo de televisor, en términos simples se asegura de configurar la señal para aprovechar al máximo el brillo del panel, sin arriesgarse a «perder» los tonos demasiado brillantes o los demasiado oscuros debido a las limitaciones del panel, más allá de las grandes palabras no es muy diferente de la calibración manual actual.
  • El modo de imagen de género automático es una especie de modo de baja latencia automático (ALLM) evolucionado, de hecho al igual que ALLM reconoce el uso de PS5 para jugar y establece el modo de juego a bajo input-lag, pero si desde PS5 lanzamos por ejemplo la App de Netflix para ver una película o serie de televisión reactiva los filtros mejorados y el procesamiento de movimiento que hacen que los vídeos sean mucho más agradables.

Ambas funciones requieren una actualización de firmware que se lanzará en PS5 y será compatible con todos los televisores Sony.

Smart TV

El sistema operativo montado no es otro que Android 10, que ahora se llama Google TV. No cambia el hecho de que siga siendo uno de los tres protagonistas indiscutibles, ahora cada vez más similares en calidad y funciones para que la preferencia sea cada vez más subjetiva. La pantalla principal/de inicio está siempre a pantalla completa con todas las aplicaciones principales, las usadas recientemente, las sesiones de cine y los contenidos interrumpidos, y una parte de IA que nos muestra lo que nos puede interesar.

La cantidad de apps disponibles en la tienda como sabemos es ilimitada, claramente todas las principales están presentes y además existe la garantía de que las que se creen en el futuro también lo estarán, en general las más populares se comportan bien, siempre responsivas, rápidas y visualmente cuidadas.

En cuanto al sistema operativo al estar en un producto de gama alta funciona sin problemas, esperemos que siga haciéndolo con futuras actualizaciones en los próximos años, el espacio de almacenamiento es de 16GB, el procesador utilizado es un quad-core, de frecuencia desconocida, pero absolutamente adecuado para la tarea. Teniendo que encontrar una diferencia con los sistemas competidores WebOS y Tizen, me gustaría destacar el hecho de que Google TV para la configuración inicial recomienda el uso de un smartphone (Android o iOS), fomentando la inserción de una cuenta de Google, de una manera que se integra con el perfil existente.

La reproducción de contenidos externos se realiza tranquilamente a través de USB o de forma inalámbrica mediante la función Chromecast integrada.

El mando a distancia suministrado es delgado y práctico, tiene un conjunto completo de botones, con accesos directos a YouTube, Netflix, Disney + y Prime video, no tiene función de retroiluminación, pero sí tiene un micrófono incorporado y simplemente mantenga presionado el botón apropiado para dar comandos de voz a Google Assistant o Alexa.

Audio de calidad

La parte de audio del Sony A80J está definitivamente por encima de la media para los altavoces de audio integrados en el televisor, las especificaciones mencionan 2 altavoces bass reflex de rango completo y 2 tweeters de 10W, este equipo es el mismo en los 3 formatos. El resultado es que los diálogos son claros y comprensibles, también gracias a los algoritmos especiales para este fin, pero esto después de todo es una característica bastante común, la principal diferencia es que los medios también son de calidad decente, y sobre todo los graves también están presentes.

La emisión de debería estar muy centrada en la pantalla, o al menos eso es lo que dice la función Acoustic Surface Audio+, que promete un sonido proveniente de la propia pantalla y no de la parte inferior o trasera. También existe la función de integrarse con un sistema de sonido envolvente real reciclando los altavoces del televisor como canal central.

En general, esto no quiere decir que la parte de audio pueda competir con una verdadera barra de sonido de 300/400 euros, pero para el uso doméstico, es un sistema de sonido agradable que es más que adecuado para salas de tamaño pequeño o mediano.

El paso de HDMI para la conexión a una barra de sonido o un sistema dedicado es a través de eArc en el puerto HDMI número 3, soporta Dolby Atmos, Dolby Digital, y al contrario de la costumbre moderna también hay soporte para el códec DTS.

¿Comprar Sony Bravia A80J? Opiniones

Sony A80J es un televisor de muy alta calidad que convence en prácticamente todos los aspectos, un televisor oled versátil y completo con buen brillo, en muchos aspectos no difiere de otros excelentes oleds, sus puntos fuertes donde realmente ofrece algo más se refieren a la calibración nativa y a la interpolación de contenidos no nativos 4K. Por otro lado, tiene un precio de mercado superior al de sus competidores

Este Oled de Sony encuentra inevitablemente su rival en el LG C1, de hecho ambos utilizan procesadores de alta gama, ambos tienen paneles prácticamente de alta gama, y ciertamente comparten exactamente la misma pantalla producida por LG Display. Por lo que es natural compararlos, siendo las ventajas del producto de Sony una mejor calibración nativa, un aumento/mejora de contenidos más «articulado», y quizás una gestión del movimiento algo más cinematográfica, pero aquí es realmente subjetivo.

Por otro lado, el producto de LG tiene mayor versatilidad, 4 puertos hdmi ver. 2.1 frente a los 2 del Sony, unas características relacionadas con el juego decididamente superiores, y por último un precio que entre ofertas y descuentos es ciertamente más conveniente.

Sony A80J: Precio y modelos

El precio del Sony A80J varía en función del formato, siendo el más barato el modelo de 55 pulgadas (Sony XR-55A80J), y el más caro el modelo de 77 pulgadas (Sony XR-77A80J). En el medio tenemos el formato de 65 pulgadas, el Sony XR-65A80J.

A continuación puedes ver los precios de estos 3 modelos de televisores A80J de Sony:

Deja un comentario