Samsung QN95A / QN90A: Análisis del Neo QLED 4K 2021

Mejores televisores 2022 ≫ Televisores Samsung ≫ Samsung QN95A / QN90A

Samsung QN95A y la variante QN90A representan el tope de gama 4K de Samsung en 2021, por primera vez un televisor NEO QLED con retroiluminación Mini-Led, vamos a ver en la revisión si otra evolución es realmente una opción ganadora.

samsung qn95a y qn90a

Se comercializa en España en dos variantes y formatos:

  • QE55QN95AATXZT (55 pulgadas) panel VA
  • QE65QN95AATXZT (65 pulgadas) panel VA
  • Panel VA QE75QN95AATXZT (75 pulgadas)

Modelo QN90A:

  • Samsung Neo QLED 4K 2021 50QN90A – Smart TV de 50″
  • Samsung Neo QLED 4K 2021 55QN90A – Smart TV de 55″
  • Samsung Neo QLED 4K 2021 65QN90A – Smart TV de 65″
  • Samsung Neo QLED 4K 2021 75QN90A – Smart TV de 75″
  • Samsung Neo QLED 4K 2021 85QN85A – Smart TV de 85″

Diferencias entre Samsung QN90A y QN95A

Las diferencias entre los dos modelos tienen que ver con las entradas, el Samsung QN95A se vende con Slim One Connect una pequeña caja externa con todas las entradas que se conecta al panel a través de un único cable, una solución elegante y cómoda pero no sólo, también tiene la ventaja de tener los 4 puertos HDMI en versión 2.1 a diferencia del QN90A que sólo tiene 1 puerto de los 4 en versión HDMI 2.1

La otra diferencia se refiere a la elaboración para optimizar el ángulo de visión, que es ligeramente más avanzada en el modelo del 95, una diferencia que en la práctica permite algunos grados más de ángulo antes de alterar los colores.

El panel es el mismo para ambas siglas, pero hay una excepción más, el televisor Samsung QN90 en Europa en los formatos 55, 65 y 75 monta un panel IPS, lo que conlleva un menor ratio de contraste nativo, pero al mismo tiempo un mejor ángulo de visión, normalmente la diferencia entre un panel IPS y un panel VA es muy marcada, pero en este caso, dado el elevado número de zonas con retroiluminación independiente, incluso el IPS puede presumir de un excelente negro, aunque con algún halo de luz más visible que el modelo VA.

Análisis del Samsung QN95A y Samsung QN90A

El QN95A de Samsung o la variante QN90A es el tope de gama de Samsung para 4K en 2021, combinando la tecnología Qled y la nueva retroiluminación basada en Mini-Led se obtiene el televisor más brillante de todos, pero al mismo tiempo capaz de ofrecer buenos negros. El producto cuenta con una excelente calibración del color, una parte superior de televisión inteligente y de juegos y no tiene ningún punto débil en particular, sólo la uniformidad de la pantalla podría haber sido mucho mejor. El precio de lanzamiento en ciertos formatos puede desanimar la compra, pero en ciertos usos como en ambientes luminosos no tiene rival. Aparte de Samsung, en 2021 saldrán al mercado otros LCD de gama alta basados en mini-LED, pero por ahora se erige como el mejor LCD del año.

Diseño

El diseño ciertamente muestra una calidad premium, los bordes frontales son de 8 mm, el logo del fabricante no varía el grosor del marco ya que es una placa independiente curiosamente colocada en el lado derecho.

Apoyando el televisor hay un soporte de un metal muy bueno, el diseño recuerda a un iMac, se atornilla al cuerpo principal del televisor y asegura la estabilidad, al tocarlo es cierto que hay cierto bamboleo de la pantalla, pero al fin y al cabo ocupa muy poco espacio en la mesa, así que es bastante normal. Al contrario de lo que acostumbran muchos otros fabricantes, la pantalla está levantada de la mesa, de modo que se puede utilizar cualquier barra de sonido colocada delante sin interferir en la experiencia visual.

La parte trasera del Samsung QN95A es completamente de plástico negro con efecto espatulado, y en la parte central está el pequeño hueco para conectar la Slim One Connect Box.

De perfil está rodeado por un marco metálico, este marco mide 13mm, luego hay un ligero redondeo de la parte trasera que hace que el grosor total sea de 20mm, un récord ya que ningún LCD con LEDs colocados por toda la superficie trasera (Direct-led) es tan delgado, evidentemente el uso de mini-LEDs ayuda en este aspecto también.

La calidad de construcción es alta, el plástico utilizado está bien hecho y mantiene el producto ligero y manejable, el montaje es compacto y con excelente acabado, lo que se espera de un producto de gama alta.

La parte trasera del Samsung QN90A es ligeramente diferente, ya que no cuenta con la caja Slim One Connect, sino que ofrece todos los conectores directamente en el cuerpo del televisor en un hueco especial; la gestión de los cables se confía a unas ranuras horizontales especiales.

samsung qn95a y samsung qn90a

Calidad de imagen

Se trata del primer Neo QLED de Samsung, básicamente un Qled normal (de gama alta en este caso) en el que se ha sustituido el sistema de retroiluminación utilizando estos mini-LEDs capaces de llevar el brillo a niveles muy altos. De hecho, estos mini-LEDs combinados con el panel de tipo VA permiten una relación de contraste de alrededor de 23500:1 (con la atenuación local activa), un valor muy alto sólo inferior al infinito de los Oleds.

Visto en la oscuridad el televisor da una impresión realmente buena, para ofrecer un negro casi absoluto hay que recurrir a la atenuación local, la opción más sensata es ponerla en el valor Alto para verla funcionar al máximo de su potencial, en definitiva este sistema apaga la luz de fondo en las zonas donde no hay elementos brillantes, el hecho de contar con la nueva tecnología compuesta por estos pequeños LEDs permite muchas más zonas independientes que los anteriores topes de gama, Samsung en las notas de prensa hablaba precisamente de haber revolucionado los algoritmos a través de la tecnología Quantum Matrix y hasta un máximo de 2000 zonas independientes, en estos modelos 4K la de 65 pulgadas cuenta con 792 zonas efectivas (frente a las 480 utilizadas en los modelos 2020).  Más allá de los números declarados que dependen de la pulgada y que también incluyen el 8K, no hay duda de que por ahora en este 2021 es la más precisa atenuación local jamás vista en funcionamiento.

El valor más impresionante, sin embargo, es el del brillo, con contenido real HDR es capaz de rozar los 1.700 nits en zonas pequeñas y medianas, en una pantalla completamente blanca aunque se bajen los valores automáticamente sigue superando los 750 nits, que es el pico máximo que de media sólo alcanza un oled cuando hay pequeñas porciones activas… este es un aspecto interesante dado que incluso el HDR10 más básico podría funcionar con valores teóricos muy por encima de los 2000 nits, en la práctica con el brillo actual estamos lejos de la explotación total de la tecnología, pero esto no quita que Samsung QN95A / 90A (y otros futuros Mini-led) sea el televisor más brillante del mercado en 2021.

La uniformidad del panel por desgracia en las pantallas grises no es tan excelente como los otros aspectos, nos encontramos con una uniformidad media, hay las clásicas esquinas ligeramente más oscuras, un toque de DSE (pantalla sucia) en la parte central, pero que sin embargo no compromete la visualización real de los contenidos deportivos.

Avanzando hacia las pantallas más oscuras la situación mejora proporcionalmente muy rápido, hasta conseguir una excelente uniformidad en las pantallas casi negras, claramente si la pantalla es completamente negra, el sistema apaga la luz de fondo por completo, consiguiendo una uniformidad perfecta.

El ángulo de visión en este caso también es definitivamente superior a cualquier panel VA anterior en el mercado, Samsung afirma haber utilizado el sistema Wide Viewing Angle en el QN90A y de hecho esta es la primera vez en la que la ventaja es significativa, todavía mantiene 45 ° de inclinación sin ninguna alteración en el color o el brillo, un buen valor para un panel de tipo VA, aunque incomparable en un sentido absoluto a la perfección de un oled. El Samsung QN95A utiliza un sistema aún más avanzado llamado Ultra Viewing Angle, que se imagina que permite angularlo unos cuantos grados más.

El manejo de los reflejos y su mitigación es excelente, la pantalla tiene un acabado brillante, pero puedes usarla sin problemas en cualquier ambiente, incluso si hay lámparas o ventanas Samsung QN90A seguirá siendo la opción ideal para este tipo de uso, especialmente por el brillo que es capaz de alcanzar.

El renderizado de contenido HDR es claramente un punto fuerte del televisor, en ciertas situaciones los picos de brillo son tan altos que parecen irreales, lamentablemente Samsung con respecto a la versión con metadatos dinámicos insiste en soportar HDR10+ descartando el más popular Dolby Vision, esto es sin duda un punto doloroso en un tope de gama de este nivel, pero es una elección de política de la empresa.

El modelo de 50 pulgadas QE50QN90AATXZT que aparece en las especificaciones oficiales de Samsung muestra valores diferentes, por lo que podría tener un tipo de panel inferior al de 65 pulgadas analizado.

Color

Desde el punto de vista de la calibración estamos ante la excelencia, el modo de película con tono de color cálido 2 es ya inexpugnable, el blanco está absolutamente equilibrado y libre de imprecisiones visibles al ojo humano, la temperatura de color es excelente y esto se refleja sobre todo en la reproducción de los tonos más difíciles como los cutis.

La gama de colores es muy amplia con una cobertura DCI P3 del 96%, también muestra lo mejor de sí en el volumen de color, después de todo el filtro de puntos cuánticos siempre ha sido una ventaja para la reproducción de los tonos brillantes/fluorescentes, que sumado al altísimo brillo alcanza cotas nunca antes alcanzadas.

Sobre la gestión de los matices no hay nada que informar, la pantalla de 10 Bit se comporta en promedio bien con un banding muy reducido presente sólo en los rojos y verdes oscuros. Entre los diversos filtros es posible activar la «reducción de ruido» pero no vemos la razón para ello porque frente a un banding completamente nulo habría una ligera pérdida de detalle.

Movimiento

El Samsung QN90A monta un panel de 120Hz con un tiempo de respuesta medio de 3,3ms, las escenas más animadas aparecen fluidas y hay muy poco desenfoque para un LCD, en general incluso sin interpolación activa es bastante agradable ver cualquier tipo de contenido con una velocidad de fotogramas decente.

Luego claramente está la posibilidad de activar la interpolación de movimiento (llamada Picture Clarity Settings) que adapta la fuente a los 120hz del panel, para contenidos antiguos con baja tasa de fotogramas su uso es casi obligatorio para evitar los famosos micromovimientos en la fuente (no es culpa del televisor).

Esta interpolación de la Claridad de la Imagen es obviamente personalizable en su intervención según el gusto, en general funciona bien en las escenas lentas, aunque hay algunos artefactos en las escenas más rápidas, esto ocurre porque el televisor opta por no desactivar nunca el procesamiento como suelen hacer otros productos, no se puede valorar como un factor negativo o positivo, es una elección, y para evitar encontrarse con estos pequeños artefactos es aconsejable limitar en valores bajos tanto la reducción del Desenfoque como la reducción del Judder.

Con cualquier fuente conectada el televisor se comporta muy bien, el procesador Neo Quantum 4K escala la escena al 4K nativo del panel sin una intervención excesivamente invasiva. La resolución más impresionante después del 4K nativo es sin duda la de 1080p, que realmente mejora sus condiciones iniciales en este panel.

También existe la función LED Clear Motion (BFI) para limitar el desenfoque en las escenas de movimiento mediante la inserción de un marco negro, en este modelo esta función ciertamente funciona bien, pero su uso como siempre concierne a un pequeño nicho de usuarios y la contrapartida es una pérdida de brillo en la escena así como una mayor fatiga ocular para el espectador.

Gaming

En cuanto a este aspecto, es desde 2018 que Samsung apunta con fuerza a este sector, por lo que es legítimo esperar lo mejor de este tope de gama 2021, y de hecho no defrauda… en 4K con el modo juego activo ofrece un input lag de 10 ms, un valor excelente aunque todavía lo alcancen muchos otros productos, incluso baratos.

samsung qn95a gaming

Más interesante es la aplicación de VRR hasta 120Hz, al igual que los apreciados oleds de LG, de los que ahora sólo se diferencia en el soporte oficial para G-Sync (aún ausente sobre el papel), pero que conectando un PC con una tarjeta de vídeo Nvidia parece ser aceptado.

El HDMI 2.1 está claramente presente, pero llama la atención que en este modelo QN90A sólo el puerto 4 esté habilitado para el 2.1, y la idea de conectar dos consolas de última generación como la Serie X de Xbox y la Ps5 al mismo tiempo ya es un fastidio. El televisor Samsung QN95A equipado con la caja One connect, en cambio, tiene 4 puertos 2.1 pero cuesta un poco más.

El disfrute de los juegos es sin embargo casi perfecto, compite con productos de primera línea como el LG CX y uno imagina toda la nueva gama 2021, pero hay diferencias; aunque el input lag es prácticamente idéntico, por un lado el oled tiene tiempos de respuesta del panel instantáneos, y 4 puertos hdmi 2. 1 por otro lado el televisor Samsung es más brillante, y puede permitirse el lujo de estar encendido las 24 horas del día sin preocuparse por el posible burn-in tras años de uso forzado.

El sistema Tizen 2021 incluye exclusivamente la función Super UltraWide Game View, que básicamente permite visualizar juegos en relaciones de aspecto 21: 9 y 32: 9 posibles conectando un PC; no he podido probar esta función, pero la idea de encoger la pantalla utilizando solo la parte central del televisor no me entusiasma.

Smart TV

El sistema operativo es una garantía de sencillez y funcionalidad, la tienda tiene una gran variedad de apps y no falta absolutamente nada, pero sobre todo está la garantía de que si en los próximos años salen nuevas apps fundamentales (un poco como ocurrió con Disney Plus o DANZ) la tienda de Samsung será la primera en tenerla a la altura de WebOS y Android.

El procesador utilizado es un Mediatek de cuatro núcleos con una frecuencia desconocida, pero es una CPU adecuada para manejar el nuevo Tizen 2021 (6.0), que es ágil y se comporta bien en cada uso, no parece haber bugs ni incertidumbres, las Apps más usadas se abren en un instante y funcionan muy bien, incluso las funciones pesadas del nuevo 2021 como el Multi View de 4 pantallas, o las funciones de trabajo inteligente se ejecutan perfectamente.

El mando a distancia suministrado ha cambiado en algunos aspectos, sigue conservando su configuración inteligente con muy pocos botones esenciales y el micrófono integrado para el asistente Bixby, pero en la parte trasera ya no hay compartimento para la batería, ya que se recarga con energía solar (o a través del cable USB-C en ausencia de luz).

Audio

La parte de audio del televisor al ser un tope de gama tiene un equipo más complejo de lo normal, ofrece un pequeño sistema de sonido de 4.2.2 canales para un total de 60W incluyendo dos pequeños subs de 10W para los graves.

Con este equipo, el televisor se desmarca claramente de la media y aunque no alcanza la potencia de una barra de sonido dedicada, ofrece un audio convincente con diálogos limpios y bajos aceptables, pero sobre todo funciones interesantes. Samsung ha integrado su algoritmo propietario Object Tracking Sound+ para recrear una simulación de sonido posicional basada en la posición del elemento emisor en la pantalla, evidentemente no funciona tan bien como si fuera la propia pantalla la que lo emite, pero bueno, tampoco se puede esperar mucho, También destaca la función Adaptive Sound +, que amplía el escenario sonoro y la espacialidad, haciéndolo más dinámico e inmersivo, y el Gaming Surround Sound dedicado a los videojuegos, que de forma diferente trata de expandir el sonido más allá de los biseles del televisor, además de enfatizar los pequeños ruidos emitidos en la distancia.

Para mejorar los diálogos existe la función de amplificador de voz inteligente, un modo útil por la noche, nada especialmente significativo.

Los códecs de sonido compatibles se limitan a Dolby Digital, Dolby Atmos sólo es compatible con el paso de eARC TrueHD a un sistema externo o una barra de sonido dedicada, mientras que el ya poco utilizado DTS no es compatible.

La variante Samsung QN95A tiene esencialmente el mismo sistema de sonido, pero para un total de 70W. El modelo de 50 pulgadas QE50QN90AATXZT tiene un sistema de sonido inferior, 2.2 canales para un total de 40W

¿Comprar Samsung QN90A / QN95A? Opiniones

Para concluir el análisis sobre este nuevo Neo QLED, todas estas zonas independientes de mini-LEDs combinadas con el filtro Quantum Dot representan actualmente la última evolución del sistema LCD, ¡debería ser el último paso evolutivo para un sistema que se creía muerto desde hace al menos 5 años! El principal competidor debería ser el mini-led de LG pronto en el mercado, así que al menos por ahora es el mejor LCD del mercado, desafortunadamente el precio a pagar por todo esto no es ciertamente barato, especialmente en tamaños de hasta 65 pulgadas donde la simplicidad de un televisor LG como el C1 es quizás una mejor opción.

El Samsung QN90A / QN95A de Samsung, con su precio relativo en la calle, es muy competitivo en ciertos contextos, por ejemplo en el formato de 75 / 85 pulgadas las alternativas Oled son decididamente más caras, pero incluso en el caso de uso en un entorno muy luminoso el rendimiento del producto Samsung es el mejor absoluto del mercado. Por último, también gana teóricamente en un uso extremo, en el que debe permanecer encendido todo el día sin preocuparse por el agotamiento.

Precio de Samsung QN90A / QN95A

Como ya hemos mencionado en algunos modelos su precio puede ser elevado pero ofrece un fantástico resultado. A continuación podéis acceder a los precios de cada televisor según sus pulgadas (DE 50 a 75 pulgadas respectivamente):

Deja un comentario