Samsung QN94B (disponible en 43, 50, 55, 65 Y 75 pulgadas) | Review y opiniones

Mejores televisores 2023 ≫ Televisores Samsung ≫ Samsung QN94B

Samsung QN94B es un Neo Qled 4K de gama alta que brilla mucho gracias a la retroiluminación Mini LED, tiene un panel tipo VA de 120hz y un precio atractivo, pero veamos la review:

samsung qn94b

Este Neo QLED se comercializa en los formatos:

  • Samsung QE43QN94B (43 pulgadas)
  • Samsung QE50QN94B (50 pulgadas)
  • Samsung QE55QN94B (55 pulgadas)
  • Samsung QE65QN94B (65 pulgadas)
  • Samsung QE75QN94B (75 pulgadas)

El modelo Samsung QN94B es exclusivo para la venta en Amazon; se trata de una variante del modelo Samsung QN90B comercializado unos meses antes pero completamente idéntico en especificaciones.

El modelo Samsung QN95B, por su parte, es una versión con el sistema One Connect Box para la gestión de entradas, el panel tiene una tecnología imperceptiblemente diferente y tiene un precio significativamente más alto, que no se justifica por una pantalla prácticamente idéntica a esta revisada.

Análisis de Samsung QN94B

Analizamos las características y especificaciones técnicas de los Samsung QN94B:

Diseño

El estilo del televisor es moderno y elegante, visto de frente tiene unos finos biseles de 9 mm (6 mm de marco negro más 3 mm de estructura), el marco inferior es unos milímetros más grueso reforzado con una barra metálica incrustada y como siempre la placa del fabricante ‘flotando’ a la derecha.

El soporte que lo sustenta es un pequeño pero pesado pedestal central hecho en su mayor parte de metal que se atornilla a la parte trasera; una vez montado, la parte visual de la pantalla comienza a 6,3 cm de la parte inferior. Estresarlo se presta a que se tambalee un poco (al menos en el formato de 55 pulgadas), pero tiene la ventaja de ocupar muy poco espacio en tu armario o mesa.

De perfil, el televisor es muy delgado: 2,7 cm es el grosor máximo sin el soporte, y en el caso del montaje en pared ciertamente se comporta bien.

La parte trasera es prácticamente de plástico, está la habitual placa flexible con pequeñas líneas horizontales texturizadas, a la izquierda el hueco con las entradas de audio y vídeo, y a la derecha el pequeño para la fuente de alimentación, y como siempre en la parte inferior los ‘conductos a la vista’ para acompañar los cables hasta la parte central. Si lo montas en la pared con un soporte fijo, prepara ya los cables porque una vez montado ese hueco ya no es accesible.

La calidad general de construcción es excelente, el ensamblaje parece preciso y sólido, la parte trasera de plástico es flexible en algunas partes, pero este ha sido el caso durante años en estos productos y nunca ha causado ningún problema, después de todo este diseño es idéntico al del año anterior.

Calidad visual

Samsung QN94B es un Neo Qled, con este término el fabricante identifica un LCD con una capa adicional de Quantum Dot y mini retroiluminación LED.

La matriz del panel es del tipo VA, por lo que ya de forma nativa el panel tiene un contraste bueno, pero lo que marca la diferencia y lo convierte en un producto de gama alta en comparación con, por ejemplo, el Samsung Q60B es la atenuación local, es decir, el apagado selectivo de los mini LED cuando hay zonas negras. Un sistema de zonas muy complejo con 576 zonas independientes en el panel de 55 pulgadas para un contraste de más de 70000:1, con atenuación local ajustada a alta (sin embargo, no se puede desactivar).

En la oscuridad, esto garantiza unos negros excelentes que, cuando se corresponden con una zona de miniluces LED no iluminada, pueden definirse efectivamente como «absolutos». Después, depende de los algoritmos y de la imagen que se reproduzca generar un resultado perfecto o dejar entrever algunos halos de luz. Estos halos (o blooming) son definitivamente raros, pueden verse en elementos pequeños como subtítulos y similares y se puede entender mejor de lo que hablo mirando la escena desde ángulos superiores a 45° para forzar los límites del panel.

calidad de imagen samsung qn94b

En definitiva, el visionado en la oscuridad no es tan perfecto como si fuera un oled, siempre habrá la situación que lo pueda echar para atrás por un momento, pero estos Neo QLED tope de gama son lo más parecido y tienen la mejor atenuación local jamás vista. Esto no sólo se debe al elevado número de zonas, sino también al nuevo procesador cuántico neural 4K que, en comparación con el del año pasado, descompone la imagen en más puntos e interviene mejor en lo que serían situaciones propensas al blooming, a lo que se suma un procesamiento de luminancia que pasa de ¡12 a 14 bits!

El brillo del panel gracias a los mini LEDs alcanza nuevas cotas, ya que en HDR roza los 2000 nits efectivos en perfiles de película que ofrecen un blanco cálido ya calibrado, por muy grande que sea el área implicada Samsung QN94B es el televisor más brillante del mercado (imagino que a la par con QN95), e incluso a pantalla completa alcanza los 700 nits tranquilamente sin alteraciones ni limitadores que lo bajen a los pocos segundos.

En este aspecto la ventaja sobre los televisores OLED que luchan por mantener 200 nits a pantalla completa es bastante clara, y si pretendes usarlo en un entorno muy luminoso todo este brillo te dará una imagen más visible. En un entorno oscuro las ventajas son menores, nulas en películas SDR, pero el contenido HDR se domina considerando picos de luz mucho más altos que los actuales, por lo que los 2000 nits le permitirán tener un mejor impacto en dicho contenido.

La uniformidad del panel no es la mejor, como todos los productos retroiluminados hay variaciones, siendo un producto de gama alta sigue rindiendo mejor que los LCD normales, pero aún está lejos de la oferta oled, las esquinas son un poco más oscuras, la zona central muestra algunos toques de DSE (efecto de pantalla sucia), pero esto sólo ocurre en los grises medios.

Con contenidos reales con zonas uniformes, como un partido de fútbol, tal DSE no es visible, a diferencia de las películas con cielos azules, donde podría ser incluso perceptible.

El ángulo de visión ha mejorado, mantiene mayores ángulos que sus competidores de interior y exterior con un panel VA, dejando de lado IPS y sobre todo Oled que rinden mucho mejor.

Pero si tus puntos de visión no son angulados no deberías tener problemas, solo ten en cuenta que con el angular lo primero que fallan son los negros y el sistema de atenuación local que dejará halos de luz.

El manejo de los reflejos es excelente, con un acabado brillante del panel que atenúa bien las fuentes de luz reflejadas y, como se ha descrito antes, el altísimo brillo lo hace ideal para su visualización en entornos con fuentes de luz.

Samsung ha aplaudido la mejora del escalado de contenidos y, de hecho, el nuevo procesador hace un mejor trabajo que los modelos anteriores en imágenes de 720p y 1080p, lo que lo sitúa en línea con los tope de gama de la competencia.

Color y calibrado

Un poco como el año pasado la calibración nativa es excelente, obviamente estamos hablando del modo película con ‘blanco cálido 2’, o si lo prefieres como ahora cada vez más utiliza el modo cineasta que difiere muy poco. Los blancos son bien neutros aunque imperceptiblemente más cálidos de lo necesario, sin embargo los contenidos difíciles como los rostros aparecen bastante naturales.

Ciertamente el procesador de vídeo no es aún tan refinado como el de los televisores Sony o los televisores Panasonic de gama alta, en particular en los productos Sony parece que fuera de calibración ciertos sujetos son objeto de intervenciones externas de mejora incluso a nivel cromático, lo que prácticamente no ocurre con el procesador Samsung que prefiere mantenerse más consistente.

En cualquier caso, no hay dudas de que el preajuste del modo Cineasta es el mejor para contenido cinematográfico, para películas SDR se puede combinar con un brillo de 10, mientras que con contenido HDR se llama Cineasta HDR y no hay que cambiar nada.

Los modos de cine (HDR y SDR) son muy similares al descrito anteriormente, y puedes configurarlos más brillantes si, por ejemplo, quieres usar el televisor con las luces encendidas y/o si quieres activar alguna interpolación de movimiento para ver eventos deportivos.

La cobertura de color DCI P3 es del 95 por ciento, lo suficientemente amplia para contenidos HDR, pero es sobre todo en el volumen de color donde los televisores QLED dan lo mejor de sí, con excelentes tonos saturados y una luminancia de las luces primarias y secundarias individuales por encima del estándar.

Como ya se ha mencionado, el contenido HDR llega con colores extremadamente brillantes y saturados como solo los nuevos Oled QD pueden hacer, por lo que dicho contenido es extremadamente disfrutable.

Gestión del movimiento

Obviamente, el Samsung QN94B / QN90B utiliza un panel de 120 Hz con un tiempo de respuesta de 3 ms, un valor muy bueno para cualquier televisor LCD. Estamos hablando de un televisor de gama alta, por lo que es normal tener unos estándares de cierto nivel, aunque la impresión general no sea tan perfecta como en los productos Sony de gama alta que, de media, cuestan incluso más.

En cualquier caso, no hay desenfoque en movimiento, y con contenidos cinematográficos es incluso recomendable activar los «ajustes de nitidez de pantalla» para interpolar un poco los fotogramas y tener una escena en movimiento más suave.

La interpolación funciona bien según los gustos, si los ajustes de intervención son máximos y te encanta el ‘efecto telenovela’ también debes tener en cuenta que en algunas escenas rápidas puedes experimentar artefactos inevitables ya que la interpolación nunca se apaga, hay televisores en los que en escenas difíciles el procesado se apaga pero se nota el cambio de framerate por lo que en general es aún peor.

La retroiluminación está bien optimizada con la reproducción, y todas las fuentes reproducidas no crean problemas ni molestias, incluso los contenidos deportivos y de movimiento de todo tipo son apreciables.

La función BFI de inserción de fotogramas negros (llamada Motion LED sharpening) como siempre está presente y según gustos puede gustar porque genera una nitidez artificial durante el movimiento, apreciable es el hecho de que funciona a 120hz por lo tanto sin cansar el ojo por la reducción a la mitad de los fotogramas, últimamente el BFI a 120hz algunos fabricantes como LG lo han eliminado.

Gaming

Desde el punto de vista gaming, el televisor está a muy buen nivel, jugando en 4K a 60hz con el modo juego tiene un input lag de 11 ms, un valor muy bueno que este fabricante consigue incluso en modelos de gama de entrada.

Pero este es un televisor de 120hz con 4 puertos HDMI todos en versión 2.1 (48 Gbps) y conectando una PS5 o Xbox con la frecuencia de refresco a 120hz el input lag es de 6 ms.

La compatibilidad con la frecuencia de actualización variable está presente y funciona el estándar HDMI VRR normal, pero también el protocolo Freesync premium pro (certificado) y G-sync (no certificado pero compatible).

gaming samsung qn94b

Samsung incluye entre las opciones su modo Game Plus que aplica una interpolación básica del movimiento manteniendo los valores en 25 ms, esto no es adecuado para juegos competitivos, pero es una buena posibilidad por ejemplo en la clásica aventura de un jugador a 30fps, que sigue siendo «jugable» pero con un renderizado visualmente más suave que el nativo.

El hecho de tener una luminancia muy alta de las luces permite con los videojuegos HDR tener un renderizado increíble en colores extremadamente saturados como explosiones, relámpagos, etc y esto encaja muy bien en el gaming.

En conjunto, es un televisor muy apto para juegos, equipado también con la interfaz Game Bar de Samsung, tiene Xbox Game Pass o NVIDIA GeForce NOW APPs para juegos en streaming conectando sólo un joypad y, en general, puede describirse como el LCD más optimizado para juegos del mercado, quizá sólo medio paso por detrás de los Oled de LG.

Smart TV

Obviamente corre TizenOS 22, la tienda está más que completa con cada App actual y futura, la garantía de esto es la forma en que Samsung se ha comportado en los últimos 5 años donde nunca ha dejado que a sus usuarios les falte nada.

En cuanto a la velocidad y capacidad de respuesta del sistema es muy buena, se comporta con la capacidad de respuesta que se espera de un producto de gama alta, incluso las Apps más populares se abren al instante y en general no parece haber fallos clamorosos.

Los menús del sistema para la configuración y los ajustes del televisor siguen siendo los mismos, quizás necesiten un rediseño, pero en cualquier caso no los verás a menudo.

El mando a distancia es también el habitual mando a distancia pequeño y compacto con su solar / usb / y también a través de ondas Wi Fi de su router. Carece de retroiluminación, pero con los pocos botones presentes no la echarás de menos y puedes elegir casi todo en la pantalla.

El micrófono está integrado en el mando a distancia, los comandos de voz los da el propietario Bixby, pero como todos los productos modernos también es compatible con Alexa, Google Assistant. Las funciones domóticas están ahí, Airplay también, y para videollamadas es compatible con Google Duo conectando una cámara.

Audio

La parte de audio sigue siendo en cualquier caso un equipo de gama media/alta, al menos en los tamaños más grandes… de hecho, a partir de 55 pulgadas hay un sistema de sonido de 4.2.2 canales con una potencia total de 60W que incluye además dos pequeños subwoofers de 10W para los graves.

Samsung también dispone de innumerables algoritmos propios, como Object Tracking Sound+, que crea una simulación del sonido posicional en función del objeto en la pantalla, o Adaptive Sound +, que amplía el escenario sonoro, la función habitual que optimiza los diálogos, e incluso Gaming Surround Sound, dedicada a los juegos para enfatizar los pequeños sonidos que se producen a grandes distancias.

Aparte de estas cosas, la mayor ventaja es la de tener más altavoces y bien separados en posicionamiento, los de la parte trasera ciertamente tienen una representación diferente con el televisor montado en la pared, pero obviamente bajo ninguna circunstancia se debe esperar estar rodeado de altavoces como retratan las imágenes promocionales, el sistema de sonido es bueno para un televisor, pero no tan bueno como el de una barra de sonido dedicada de gama media.

sonido del samsung qn94b

También cabe destacar la función Q-Sympony que permite sincronizar el televisor y la barra de sonido para que trabajen juntos, recuperando así incluso los 60w del televisor, obviamente la barra de sonido debe ser compatible con la función. Como siempre, el paso HDMI admite los formatos Dolby Atmos y Digital.

Modelos más pequeños con peor sonido

El modelo Samsung QE43QN94BATXZT (43 pulgadas), por su parte, tiene un equipo de audio muy modesto, un sistema de 2.0 canales para un total de 20W, que es prácticamente el audio de un nivel de entrada.

El modelo Samsung QE50QN94BATXZT (50 pulgadas), por su parte, cuenta con un sistema de 2,2 canales para un total de 40 W.

Precios del Samsung QN94B

Los televisores Samsung QN94B tienen una de las mejores relaciones calidad precio del mercado, y para los modelos de menos tamaño los encontramos por debajo de 1000€.

¿Comprar el Samsung QN94B? Opiniones

Samsung QN94B es una elección segura, fácilmente el LCD 4K de gama alta más asequible del mercado, la combinación de tecnología QLED y Mini led le permite ser el televisor más visible en entornos luminosos. En la oscuridad aunque prefiero el rendimiento de un oled se ve muy bien y todavía tiene sus ventajas con algunos de los picos brillantes de HDR. Por lo demás es un televisor de gama alta apto para cualquier uso, destaca con los nuevos contenidos 4k / HDR y en juegos, también rinde moderadamente bien con películas SDR antiguas.

Deja un comentario