Samsung Q70A / Q75A: Análisis de sus modelos QLED 4K | Opiniones y precio

Mejores televisores 2022 ≫ Televisores Samsung ≫ Samsung Q70A / Q75A

El televisor Samsung Q70A es el segundo Qled más barato de la oferta 2022 de Samsung, como veremos en el análisis no difiere mucho del modelo Q60A, pero añade algunas funciones hdmi 2.1 y aumenta el rendimiento general.

samsung q70a opiniones

Samsung Q70A / Q75A existe en sólo dos variantes, los tamaños en pulgadas ofrecen la posibilidad de elegir entre 3 tamaños:

  • QE55Q70AATXZT – QE55Q75AATXZT (55 pulgadas)
  • QE65Q70AATXZT – QE65Q75AATXZT (65 pulgadas)
  • QE75Q70AATXZT – QE75Q75AATXZT (75 pulgadas)

Diferencias entre Samsung Q70A y Q75A

El hecho de que existan 2 variantes no debe confundir, las únicas diferencias son estéticas en la forma del pedestal, el modelo Samsung Q75A tiene un pedestal llamado placa de cuello estrecho, es conceptualmente idéntico incluyendo las medidas y la huella, sólo difiere en el conector central grande y único y frente a los 2 laterales delgados.

Para ser claros, este PQI es un valor interno inventado por el fabricante para clasificar la calidad visual de sus televisores, un valor más alto clasifica un mayor contraste y brillo, sin embargo, dos valores tan similares es poco probable que hagan creíble el uso de un panel diferente, sobre todo teniendo en cuenta que cada pantalla producida tiene variaciones en el brillo y el contraste mucho más significativo que lo que sería una diferencia de 2,8%. Así que aunque el modelo analizado sea el Q70A estamos hablando claramente del mismo televisor en ambos casos.

diferencias samsung q70a y samsung q75a

Análisis de Samsung Q70A y Samsung Q75A

A continuación analizamos las características del Samsung Q70A, que como acabamos de mencionar es idéntico al modelo de Samsung Q75A.

Diseño

La forma es una de las dos principales diferencias con respecto al modelo Q60A (2021) y también con respecto al modelo al que sustituye (Q70T de 2020), el pedestal, de hecho, consiste en dos soportes estrechamente espaciados que para el embellecimiento encajan en un solo bloque de plástico. El montaje se reduce a atornillar cuatro tornillos, pero la principal ventaja es su reducido espacio (mide 30,2 cm x 25 cm de profundidad), que lo hace utilizable en cualquier mueble. Cuando se toca la pantalla hay algo de vibración extra, pero nada que comprometa la estabilidad, sobre todo porque la de 55 pulgadas sin soporte sólo pesa 15 kg.

La parte frontal es igual que la de los otros productos 2021, con un borde negro de 7 mm + un marco de 5 mm en color gris titán para un total de 12 mm, el marco inferior es ligeramente más grueso con la placa del fabricante superpuesta a la derecha.

La parte trasera es la misma de siempre, con una textura lineal horizontal, y unas ranuras en la parte inferior para acompañar a los cables; hay el habitual hueco donde se alojan las entradas (de las cuales 4 puertos HDMI), y es excelente que todas las entradas estén dispuestas en los laterales para reducir el espacio ocupado si se monta en la pared.

El perfil del cuerpo del televisor se ha reducido mucho en comparación con el modelo anterior, por lo que, excluyendo el pedestal, estamos hablando de un grosor de sólo 2,8 cm. En cuanto a la calidad de los materiales y plásticos estamos en un nivel medio/bueno, claramente son los mismos materiales que el Q60A e incluso que los LEDs normales, la forma y el montaje no difieren en absoluto de otros Samsung, pero el hecho de que vendan millones de ellos cada año debería ser una garantía de prueba bastante fiable.

Calidad visual

Todos los formatos utilizan paneles de tipo VA, esto sería suficiente para establecer que estamos ante un alto contraste nativo, pero en concreto este producto reporta un ratio de contraste de 7350:1, un valor muy bueno, bastante más alto que el Q60A, tanto que entre los televisores sin atenuación local podemos decir que es el de mayor contraste nativo (excluyendo los Oled por supuesto).

Al igual que en el modelo al que sustituye, no hay ninguna forma de atenuación local, y por lo tanto no hay desconexión selectiva de los LED para mejorar los negros. Al fin y al cabo, Samsung ha preferido eliminar esta función de la «serie 7» durante varios años, una elección dictada en gran medida por el principio de que la retroiluminación sólo en la parte inferior habría creado haces de luz verticales, pero sobre todo porque, como se ha informado, el panel tiene un alto contraste nativo, y esto en sí mismo ofrece unos negros más que aceptables, buenos teniendo en cuenta que es un producto retroiluminado como todos los Qled/Led.

El brillo del panel tiene una media de 580 nits con contenido HDR, que es superior al del Q60A y una notable mejora respecto al Q70T. Este valor se consigue prácticamente en todas las situaciones, ya que con el LED no hay problemas para mantener este nivel de forma persistente incluso en una pantalla totalmente blanca, o más útil en reproducciones de paisajes brillantes.

En cambio, está limitado en el manejo de puntos pequeños como un firmamento nocturno, en cuyo caso baja hasta 200 nits, esto es claramente un algoritmo destinado a preservar las zonas negras de la luz.

La uniformidad es en general media, las pantallas grises en realidad tienen los clásicos lados más oscuros, en este ejemplo quizás ligeramente más perceptible que suele ser el caso de otros qleds con retroiluminación por la parte inferior, sin embargo, hay que considerar que es un aspecto en el que cada ejemplar difiere y la suerte también influye. La parte central, en cambio, es uniforme y no hay efecto de pantalla sucia (DSE), las pantallas oscuras, en cambio, son mucho más homogéneas, incluso en color sólido.

El ángulo de visión es limitado como para todos los paneles matriciales VA, los habituales 35° de inclinación son suficientes para percibir las variaciones de color, para la mayoría de los usuarios esto no es un problema, siempre y cuando no necesiten ver el televisor desde posiciones inclinadas, después de todo el bajo ángulo de visión es el precio habitual a pagar por un alto contraste y unos negros agradables.

El acabado de la pantalla es como siempre semibrillante, la atenuación de los reflejos funciona de forma media, una fuente de luz fuerte se reflejará inevitablemente en la pantalla, digamos que se amortigua a la media como otros productos del mercado. Sin embargo, tiene una luminosidad bastante alta, lo que hace que siga siendo un producto utilizable en ambientes luminosos, mejor que el Q60A por ejemplo.

Su naturaleza LCD la hace adecuada para estar encendida todo el día, quizás reproduciendo canales de televisión, pero al mismo tiempo es adecuada para reproducir fuentes de calidad por la noche en la oscuridad.

Color

La televisión Samsung Q70A / Q75A presume de una buena calibración nativa, el habitual modo Cine con temperatura de color Cálido 2 ofrece un balance de blancos y tonos que puede calificarse de preciso, siendo el único posible defecto en algunas escenas muy luminosas en las que tiende a exagerar y comerse algún detalle. En general, sin embargo, los resultados son bastante buenos, aunque en este aspecto las pantallas LCD de Sony tienden a tener una ventaja, especialmente los modelos XH90P o X90J (que, sin embargo, pertenecen a un rango de precios bastante más alto).

Por supuesto, es posible realizar una calibración de 20 puntos específica para el panel con la instrumentación adecuada, pero son opciones de precio y complejidad poco prácticas para el consumidor final.

La gama de colores gracias a la capa de puntos cuánticos puede definirse como media/buena, con un DCI P3 del 85,5 por ciento (extrañamente un poco más bajo que el Q60A), el volumen de color también es medio, rinde bien con los colores más oscuros y saturados.

La profundidad de color del panel es de 10bit, pero desde el punto de vista de las tonalidades los grises muestran algo de banding, así como las tonalidades muy oscuras que involucran al verde, es sin embargo un banding apenas perceptible con contenido real, aunque en este aspecto esperábamos algo mejor y hay un ligero retroceso respecto a la ‘serie 6’.

En cuanto al HDR, como todos los modelos de Samsung, soporta la versión con metadatos dinámicos HDR10+, descartando la más extendida Dolby Vision. El renderizado HDR es en cualquier caso muy válido gracias al alto contraste del panel VA, y si por razones de coste descartamos los televisores con complejos sistemas de atenuación local, este modelo es quizás el LCD/Qled con mejor renderizado, incomparable por ejemplo con un panel con matriz IPS.

La interpolación de contenidos de baja definición está dentro de la norma, el procesador Quantum 4K desempeña su papel a un alto nivel, como en todos los productos de los últimos 3 años, interpola bien sin aplicar mejoras dictadas por complejas IA y bases de datos como en cambio se pueden activar en los procesadores de gama alta de Sony con procesador cognitivo.

Gestión del movimiento

La principal diferencia entre el Q60A y este Q70A / Q75A es que aquí hay un panel de 120hz, además de que también se ha mejorado el tiempo de respuesta, que ahora baja a una media de 4,5ms. Estos 2 aspectos por sí solos son suficientes para manejar mejor algunos contenidos, por ejemplo el efecto telenovela ahora interpola cualquier fuente hasta 120hz, con un efecto que muchos consideran más agradable a la vista.

Con contenidos de baja velocidad de fotogramas hay LCDs que tienden a mantener el fotograma más tiempo mezclándolos, este modelo sin embargo tiene tiempos de respuesta rápidos y por lo tanto casi como en los oleds las películas antiguas podrían aparecer un poco «entrecortadas» requiriendo incluso una mínima activación de la interpolación de movimiento Picture Clarity.

El contenido de tipo deportivo es apreciable, no se aprecia ningún efecto de estela, el DSE (pantalla sucia) prácticamente ausente, ocasionalmente con ciertas tomas un campo de juego parejo puede dejar percibir que el panel tiene bordes laterales ligeramente más oscuros, como se informó anteriormente en la sección de uniformidad.

La función de inserción de cuadro negro (BFI) ayuda a eliminar el desenfoque de las escenas alternando la inserción de un cuadro negro, normalmente reduciendo a la mitad los hz de 120 a 60. En este modelo, sin embargo, es posible utilizar la función incluso a 120hz sólo hay que habilitarla (se llama nitidez de imagen) y dejar las voces Reducción de Desenfoque y Reducción de Vibración en «0», aumentando incluso sólo uno de estos valores se cae a trabajar a 60hz.

El manejo del movimiento y la interpolación en su conjunto es promovido, ligeramente mejor que el modelo 2021 así como enriquecido en comparación con los 60hz del Q60A, seguramente hay mejores productos en este aspecto, pero en promedio parten de un precio de lista más alto.

Gaming

Desde el punto de vista de los videojuegos Samsung Q70A / Q75A representa un excelente producto, incluso en este aspecto marca la diferencia con el modelo Q60A gracias al panel de 120hz que permite características nextgen relacionadas con HDMI 2.1, como 4K / 120hz, pero también soporte para VRR en versión FreeSync Premium Pro, aspectos que seguramente agradecerán los propietarios de Ps5 y Serie X.

En cuanto al 4K/HDR/60hz normal, el input lag con modo de juego es de 10ms, un resultado muy bueno, en el tope absoluto, aunque en compañía de toda la gama de entrada de Samsung y televisores LG incluida. El input-lag baja entonces a 6ms si jugamos a 120hz (hasta 4k), aprovechando el hdmi 2.1 del puerto número 4 únicamente.

Como en todos los Samsung existe el apreciable modo game plus que añade algo de interpolación visual mientras mantiene el input-lag en 20ms, un valor perfectamente aceptable para aventuras de un solo jugador y juegos no competitivos. También es excelente la posibilidad de activar el modo BFI (descrito anteriormente) junto con el modo de juego, una opción visual adicional que sigue funcionando a 120hz.

En general entonces el producto se excelente para videoconsolas, este televisor es quizás el producto más barato con características de juego de última generación, comparado con la excelencia que representan los oleds de LG (como el LG C1) los sacrificios solo incluyen la ausencia de VRR en formato G-sync (para tarjetas de video Nvidia) y claramente el soporte para Dolby Vision en juegos, esto porque Samsung siempre ha apoyado el otro estándar HDR10+.

Smart-TV

La interfaz del sistema operativo es el conocido Tizen, sin olvidar la completa y tranquilizadora disponibilidad de Apps, la garantía de tener siempre disponibles todas las novedades actuales y futuras. En comparación con el 2021, el uso da la impresión de funcionar con más fluidez y no he encontrado ningún fallo o bug.

smart tv samsung q70a

Tizen cuenta con funciones inteligentes relacionadas con el trabajo, tiene una vista múltiple para ver una película y gestionar el contenido social simultáneamente, y otras funciones menores como Samsung Health para hacer ejercicio a través de un entrenador virtual en una cámara web (ventura por separado). También existe, como siempre, el modo ambiente para convertir el televisor en parte del mobiliario.

El mando a distancia de la caja es el mando a distancia inteligente 2021 equipado con carga solar (o usb), los asistentes de voz soportados son bixby, Alexa y Google Assistant, los comandos de voz son a través del micrófono incorporado del dispositivo.

Como siempre, es posible utilizar una aplicación de smartphone para sustituir el mando a distancia, o utilizarlo para enviar contenidos a la pantalla grande.

Audio

El equipo de audio lo componen 2 canales para un total de 20 vatios. La mejor optimización se refiere sin duda a la gestión de los diálogos, por lo demás el aumento de volumen no se corresponde con el resultado deseado ya que a partir de cierto umbral hay mucha distorsión del sonido.

No es muy diferente de los muchos productos basados en altavoces de 2 x 10w, todos ellos tienen unos graves prácticamente inexistentes y son adecuados para la reproducción a volúmenes no excesivos para salas pequeñas o medianas, sin embargo la impresión general es que este Samsung Q70A parece funcionar ligeramente por debajo de la media.

La conexión de cualquier barra de sonido o sistema dedicado pasa por el eArc del puerto hdmi 3, el paso de los códecs Dolby Atmos y Dolby Digital es compatible.

¿Comprar el Samsung Q70A o Q75A? Opiniones

Samsung Q70A / Q75A se posiciona en una franja de precios bastante delineada, dependiendo de las ofertas cuesta de media 150/200 euros más que el modelo Q60A, una cifra que para muchos puede estar justificada por el mayor brillo/contraste y el panel de 120hz con las funciones que trae consigo relacionadas con el gaming moderno.

El LG B1 oled al menos en el formato de 55 pulgadas sería una excelente alternativa, con negros absolutos y Dolby Vision, pero todavía cuesta más, y es una tecnología diferente, no muy adecuada para estar encendida 20 horas al día, por ejemplo. Subiendo de tamaño más allá de las 55 pulgadas la comparación no se plantea ya que el precio del oled aumenta mucho.

El Sony XH90P, al ser un FALD de conducción directa con zonas de atenuación local, debería pertenecer a un rango de precios más alto, pero al ser básicamente una actualización comercial de 2022 de un producto de 2021 se las arregla para ser vendido a casi el mismo precio. Hay aspectos en los que el Sony es mejor como la gestión del movimiento, la interpolación de contenidos o la presencia de Dolby Vision, pero también aspectos en los que el Samsung es mejor como el diseño delgado, el mayor contraste nativo y el VRR que ya funciona con la serie X y los PC (los televisores Sony siguen prometiéndolo con la actualización de software, aunque para ser justos ni siquiera la PS5 tiene esta función activa todavía).

Samsung Q70A y Q75A: Precio

Como siempre indicamos los precios de los televisores varían mucho dependiendo de las pulgadas y de la fecha de lanzamiento. En los siguientes enlaces puedes ver el precio actual de cada uno de los televisores de Samsung en esta serie:

Samsung QLED 4K 55Q70A

El más barato lógicamente es el modelo de 55 pulgadas, el Samsung 55Q70A.

Oferta
Samsung QLED 4K 55Q70A
  • Procesador QLED 4K con IA: Samsung transforma...
  • 100% Volumen de color: La tecnología...
  • Quantum HDR 10+: Resalta los detalles y el...
  • Modo Juego Panorámico: Modifica el ratio de...
  • Digital Butler: Detecta y empareja al...

Samsung QLED 4K 65Q70A

Por un precio algo superior encontramos el modelo de 65 pulgadas, el Samsung 65Q70A.

Samsung QLED 4K 65Q70A
  • Procesador QLED 4K con IA: Samsung transforma...
  • 100% Volumen de color: La tecnología...
  • Quantum HDR 10+: Resalta los detalles y el...
  • Modo Juego Panorámico: Modifica el ratio de...
  • Digital Butler: Detecta y empareja al...

Samsung QLED 4K 55Q75A

Ahora pasamos a los modelos de Samsung Q75A, comenzamos por el de 55 pulgadas: Samsung 55Q75A

Oferta
Samsung QLED 4K 55Q75A
  • Procesador QLED 4K con IA: Samsung transforma...
  • 100% Volumen de color: La tecnología...
  • Quantum HDR10+: Resalta los detalles y el...
  • Contrast Enhancer: Descubre un nuevo nivel de...
  • Modo juego panorámico: Modifica el ratio de...

Samsung QLED 4K 65Q75A

Se trata del modelo de 65 pulgadas de la serie Q75A, el Samsung 65Q75A.

Samsung QLED 4K 65Q75A
  • Procesador QLED 4K con IA: Samsung transforma...
  • 100% Volumen de color: La tecnología...
  • Quantum HDR10+: Resalta los detalles y el...
  • Contrast Enhancer: Descubre un nuevo nivel de...
  • Modo juego panorámico: Modifica el ratio de...

Samsung QLED 4K 75Q75A

El televisor más grande de la serie, y también con un precio más elevado es el Samsung 75Q75A, el modelo de 75 pulgadas.

Samsung QLED 4K 75Q75A
  • Procesador QLED 4K con IA: Samsung transforma...
  • 100% Volumen de color: La tecnología...
  • Quantum HDR10+: Resalta los detalles y el...
  • Contrast Enhancer: Descubre un nuevo nivel de...
  • Modo juego panorámico: Modifica el ratio de...
Deja un comentario