Samsung Q60B / Q65B: Análisis del Smart TV QLED 4K 2022

Mejores televisores 2022 ≫ Televisores Samsung ≫ Samsung Q60B

El Samsung Q60B / Q65B es el nivel de entrada de 2022 en lo que respecta a Samsung y la tecnología Qled, utiliza el clásico panel VA de alto contraste y el ecosistema Tizen OS 22, veamos la revisión de este TV.

El televisor existe en dos variantes y tamaños: .

  • Samsung TV QLED 4K 2022 43Q60B – Smart TV de 43″
  • Samsung TV QLED 4K 2022 50Q60B – Smart TV de 50″
  • Samsung TV QLED 4K 2022 55Q60B – Smart TV de 55″
  • Samsung TV QLED 4K 2022 65Q60B – Smart TV de 65″
  • Samsung TV QLED 4K 2022 75Q60B – Smart TV de 75″

A continuación puedes acceder a los precios de los modelos mencionados en Amazon:

Análisis del Samsung Q60B / Q65B

El punto fuerte del Q60B es su rendimiento con contenidos HDR, pues por mucho que se haya exprimido la tecnología LCD Samsung ha conseguido mejorar el contraste y ofrecer buenos negros sin recurrir a la atenuación local, el impacto visual del resto es su mayor baza. La gestión del movimiento es media sin alabar, mientras que la parte de la televisión inteligente es buena y utilizable. En general, un televisor apto para todos los usos, pertenece a una serie que suele ser muy popular y en varias épocas del año encontrará promociones favorables.

Analizamos todas las características del Samsung Q60B al detalle:

Diseño

La parte frontal tiene biseles de 9 mm en 3 lados, el inferior tiene un tamaño más o menos idéntico ya que no tiene borde negro, el logotipo de Samsung está colocado en una placa en relieve en el lado derecho.

El soporte se compone de 2 pies que se insertan en las ranuras correspondientes de la parte trasera, un sistema sencillo que no requiere ni siquiera un tornillo, la disposición de estos es bastante externa a la pantalla por lo que en sentido horizontal la huella en el mueble es significativa, mantiene la pantalla bastante baja, pero aún así estable con cierta oscilación solo si se toca. La forma del pie, aunque sigue siendo de plástico, ha cambiado con respecto al modelo de 2021, tiene una huella más ancha y un aspecto más moderno.

La parte trasera tiene la fuente de alimentación en un lado y las entradas en el lado opuesto encerradas en una caja empotrada, hay tres puertos HDMI en total, dos están dispuestos en el lateral en la caja para facilitar el montaje en la pared y uno es de entrada frontal. En la parte inferior hay ranuras para acompañar eventualmente a los cables y hacer que terminen en las anillas de la parte posterior de los pies de apoyo.

De perfil, el Samsung Q60B será fácilmente el LCD más delgado del año, aparte del tope de gama, ya que sólo tiene 2,9 cm de grosor, aproximadamente 1 cm menos que el Q60A, que ya es uno de los productos retroiluminados más delgados. Esto es posible gracias a la retroiluminación por bordes, con LEDs colocados sólo en la parte inferior, que obviamente es también la parte que más se calienta durante el uso.

En general, el televisor está hecho completamente de plástico negro, pero es sólido y bien ensamblado, el grosor más reducido lo hace aún más compacto, pero aparte de eso es un diseño probado durante muchos años que no debería deteriorarse en un uso prolongado.

samsung q60b

El modelo Q65B tiene idéntico panel y hardware que el Q60B normal, la única diferencia es la base de apoyo, que específicamente sigue consistiendo en 2 pies en la parte trasera, pero muy juntos en el centro, estos requieren el uso de tornillos y una vez soldados a la parte delantera se inserta una estructura de plástico que crea ópticamente una sola base de apoyo central, ideal para aquellos con espacio de gabinete limitado.

Por último, cabe señalar que los modelos de 43 y 50 pulgadas siguen siendo diferentes, ya que tienen un sistema de montaje idéntico pero una base de apoyo más amplia, todo ello ilustrado en la imagen siguiente.

Calidad de imagen

Todos los formatos tienen un panel LCD de tipo VA enriquecido por la capa de Quantum Dot, en este modelo 2022 se ha producido una mejora significativa, las mediciones informan de un contraste nativo de 6050:1, el televisor no tiene atenuación local, pero el resultado sigue siendo bueno para su rango de precios, la consecuencia de este contraste son unos negros bastante profundos y opacos adecuados entonces para ofrecer un buen resultado en el visionado del cuarto oscuro.

El brillo, por su parte, se mantiene inalterado, promediando este 470 nits con contenido HDR, un valor acorde con lo esperado. Al ser luz generada por LEDs consigue alcanzar el mismo pico con cualquier porcentaje de pantalla, incluso en pantalla completa si se requiere.

También este año el algoritmo del software opta por no bajar el brillo como ocurría con los dos modelos anteriores, en la práctica incluso una zona muy pequeña dispara su brillo máximo, esto por un lado es visualmente correcto, por otro lado en ciertas situaciones genera algunos halos luminosos normales en los bordes, y obviamente las escenas más difíciles caracterizadas por cielos nocturnos estrellados muestran alguna fuga de luz desde abajo.

La uniformidad de la pantalla también es media, la iluminación edge-led ve los LEDs posicionados sólo en el lado bajo del televisor, un factor teóricamente inferior al direct-led utilizado por la competencia, sin embargo Samsung tiene una larga experiencia en el uso de este sistema y el resultado siempre ha estado por encima de las expectativas, es decir la uniformidad no es inferior a la competencia, limitada a los clásicos lados exteriores más oscuros.

La zona central de la pantalla sí muestra un toque de DSE (efecto de pantalla sucia), pero no es lo suficientemente pronunciado como para que sea perceptible y molesto cuando se ven contenidos sensibles como los deportes.

El ángulo de visión al ser un panel de tipo VA más allá del clásico ángulo de 37º se ve alterado, pero es un compromiso aceptable a cambio del alto contraste que ofrece. Sin embargo, si crees que tu posición de visualización es muy angular en este rango de precios, tendrás que renunciar al contraste y recurrir a un televisor IPS como el Sony X80J, pero si ves contenidos importantes en la oscuridad, elegir un IPS sería inapropiado.

El acabado del panel es semibrillante, lo que por elección genera reflejos muy suaves, por lo que se puede utilizar en ambientes discretamente iluminados sin mucho temor a reflejos menos excesivos, la única nota es que el negro del panel a la luz del sol no es el más convincente y se torna ligeramente hacia el amarillo.

Color

La calibración nativa parece ser ligeramente mejor que la del Q60A, el perfil analizado es Film con temperatura de color cálida 2 y gamma 2.2, en estas condiciones casi todos los colores son naturales y agradables, incluidos los rostros y las complexiones, la mayor imprecisión se produce en la gamma que tiende a hacer las escenas más brillantes de lo que debería ser el estándar. En cualquier caso, el producto para el consumidor medio ofrece justo el perfil de película que está preparado para un uso más que satisfactorio.

Una calibración a medida es posible y arreglaría las pocas imprecisiones de la mejor manera posible. También merece la pena mencionar la función de calibración inteligente integrada, que sin embargo no es comparable a la intervención manual a través del software y los calibradores.

La gama de colores tiene una cobertura DCI P3 del 88,2%, no muy diferente a la del modelo anterior, en cualquier caso un buen valor para la cobertura HDR. Parte de este resultado se debe también a la tecnología Dual Led que, sobre el papel, permite generar tanto luz fría como cálida según las necesidades.

El volumen de color, por otra parte, es medio, la saturación de color siendo un Qled es mejor que la de los LCD normales, e incluso en la oscuridad se comporta decentemente a pesar de las obvias limitaciones en la cobertura. El bandeado de los tonos se reduce al mínimo, con una cierta ruptura sólo perceptible en las zonas oscuras, sobre todo en las verdes.

El modo Cineasta está presente como en todos los televisores modernos y ofrece una visión más natural de la escena que el modo película.

El contenido HDR se comporta bien, el televisor es compatible con la versión dinámica HDR10+, su renderizado tiene un buen impacto teniendo en cuenta que estamos en la gama media de televisores Samsung, el mérito de esto se debe obviamente al contraste nativo del panel. Al cambiar la optimización del contraste a Alto, se aumenta aún más el impacto percibido del contenido HDR.

Gestión del movimiento

Samsung Q60B monta un panel de 60hz, cuyo tiempo de respuesta es de 9ms de media, el valor es ligeramente superior al de los LCD modernos, esto se traduce en un ligero desenfoque en las escenas de movimiento, un factor que quizás en el caso de fuentes antiguas de bajo framerate ayuda a «atar» mejor los fotogramas, haciendo la escena artificialmente más suave, Sin embargo, en fuentes modernas o contenidos deportivos el televisor puede tener un «efecto estela» más pronunciado que en otros modelos, por supuesto no es el ruido que tenían los LCD de antaño y sólo un porcentaje muy pequeño de usuarios puede notarlo.

La interpolación de vídeo en contenidos de baja velocidad de fotogramas (ajuste de claridad de imagen) es en todo caso recomendable, este ajuste en el menú avanzado adapta el contenido de 30/24 fps nativos a 60hz del panel, la ejecución del algoritmo es cualitativamente decente, con los ajustes más extremos genera claramente artefactos, sin embargo por elección de software en escenas muy rápidas se desactiva completamente, esto por un lado evita artefactos monstruosos pero al mismo tiempo se percibe la vuelta momentánea a la velocidad de fotogramas nativa, los ajustes medios/bajos son sin embargo el mejor compromiso.

Funciones Gaming

Samsung Q60B tiene un input lag muy bajo, con el modo de juego activo en 4K HDR reporta 10ms, esto es excelente en sentido absoluto para cualquier televisor del mercado. Obviamente no soporta 120hz ni ninguna forma de Vrr, por lo que su mejor uso podría estar más relacionado con las consolas de la generación pasada que con las nuevas PS5 y X-Series.

Como siempre, Samsung ofrece el modo Game Motion Plus, que es un interesante compromiso entre 26ms de input lag y una ligera manipulación que suaviza los juegos nativos a 30fps, lo que siempre es una opción bienvenida para las aventuras de un solo jugador.

Sin embargo, un elemento que no convence del todo es el relacionado con el tiempo de respuesta del panel (9 ms), que es el tiempo que tardan los píxeles en cambiar de estado y, por tanto, de color, un valor que está un poco por encima de la media, un factor que en el juego competitivo podría molestar al ojo más sensible con un ligerísimo efecto de vigilia.

La interfaz de juego se llama Game Bar y es muy clara y agradable, para los jugadores de PC también es posible activar el modo Super Ultrawide con formatos 21:9 y 32:9 siempre que tenga bandas negras en la parte superior e inferior.

Smart TV de alto rendimiento

samsung q60b smart tv 4k

El sistema operativo es Tizen 2022, este modelo tiene una versión del SO sin la función de corrección del color en función de las condiciones ambientales, pero por lo demás todas las funcionalidades están ahí, incluyendo la posibilidad de realizar videollamadas conectando una webcam externa compatible, la multivista para mostrar simultáneamente 2 fuentes diferentes, o el modo ambiente con fotos artísticas descargables y mucha personalización.

La nueva interfaz de Tizen 22 tiene una pantalla principal diferente, de hecho sigue la moda reciente y al pulsar el botón de inicio nos lleva a una pantalla completa en lugar de darnos la opción de navegar por el contenido en la parte inferior dejando que la vista se desplace como ocurría en 2021, es una opción que sin duda no gusta a todos, pero a estas alturas los 3 principales sistemas operativos del mercado han optado por detener la reproducción en curso.

La tienda del sistema operativo Tizen está siempre abastecida con cualquier APP del mercado y no dejará de añadir otras futuras, en promedio cada pieza de software está bien optimizada y es ágil, ciertamente no alcanza la capacidad de respuesta de un WebOS 22 en los televisores de gama alta, pero después de todo Q60B no pertenece a la misma categoría de precio y para el consumidor final la diferencia no es tan significativa.

El mando a distancia tiene un diseño ligeramente actualizado, aunque mantiene las mismas características de siempre, es decir, su pequeño tamaño, la ausencia de botones numerados, la carga solar (o mediante USB C) y, por supuesto, el micrófono integrado para los comandos de voz. Es compatible con Bixby, Alexa y Google Assistant.

Audio

Concretamente, no hay mejoras con respecto al modelo anterior, y en general, los dos altavoces de 10W, sin embargo, representan un equipamiento mínimo ciertamente más cercano al nivel de entrada que a la gama media.

Parte de este compromiso se debe sin duda al reducido grosor del cuerpo del televisor, sin embargo en la medida de lo posible a volúmenes medios el sonido es bastante equilibrado, hablar de graves en este caso es bastante superfluo ya que están casi completamente ausentes.

En cuanto a los algoritmos de software, Samsung incluye varios, Object Tracking Sound Lite, que debería ofrecer una mayor inmersión, Adaptive Sound, que analiza la escena amplificando los diálogos, y Q-Symphony, que permite sincronizar una barra de sonido externa con los altavoces integrados en el televisor, aunque con una buena barra de sonido es definitivamente mejor dejarlos apagados.

El puerto HDMI 2 tiene soporte eARC para transmitir audio sin comprimir a amplificadores o barras de sonido, los códecs aceptados son Dolby Digital clásico y Dolby Atmos, DTS no es compatible como en todos los televisores Samsung.

¿Debo comprar el Samsung Q60B? Opiniones

El Samsung Q60B es el típico televisor de gama media adecuado para los consumidores que quieran ver contenidos HDR con impacto, aquellos cuya situación principal de visionado sea en una habitación oscura y que tengan un asiento bien situado frente a la pantalla, pero si usas el televisor en una habitación luminosa o en una sala grande con asientos en ángulo puedes encontrar mejores alternativas.

Samsung Q60B: Precio

En cuanto al precio, si el tamaño que te interesa es de 50 o 55 pulgadas, la diferencia de precio respecto a un oled de 2021 como el LG A1 no es tanta, teniendo en cuenta la mejor calidad del oled. Sin embargo, el precio en la calle de este producto está destinado a ser fuertemente descontado y promocionado, así haga clic en el enlace de Amazon y descubra el precio actual del Samsung Q60B o Q65B.

Deja un comentario