Overdrive: ¿Qué es y para qué sirve este ajuste del monitor?

efectos overdrive off en monitor

El overdrive es una tecnología presente en muchas pantallas LCD modernas que pretende reducir el tiempo de respuesta de los píxeles, es decir, el tiempo que tardan en cambiar de un color a otro.

Su principal objetivo es minimizar efectos indeseables como el trailing y el ghosting, que se manifiestan en forma de resplandor o duplicación de la imagen durante escenas de movimiento rápido, normalmente en videojuegos o películas de acción. Cuando se activa Overdrive, se ejerce más presión sobre los píxeles para que reaccionen con mayor rapidez, lo que se traduce en una imagen más nítida y movimientos más suaves.

Sin embargo, es importante saber dosificar la activación de la función Overdrive, ya que un nivel demasiado alto puede provocar artefactos visuales adicionales. Un Overdrive excesivo provoca lo que se conoce como pixel overshoot o reverse ghosting, en el que aparecen halos o rayas de colores alrededor de los objetos en movimiento, lo que degrada la calidad visual. La clave está en encontrar el equilibrio adecuado para cada monitor en función de su frecuencia de refresco y del uso específico del usuario.

¿Cómo ajusto el overdrive de mi pantalla?

Para ajustar el Overdrive de tu pantalla, tienes que acceder al menú OSD, lo que generalmente es posible a través de los botones del chasis del monitor.

Una vez en el menú, localice la opción correspondiente a Overdrive, que puede llamarse de varias formas dependiendo de la marca y modelo de la pantalla: Overdrive, OD, Response Time, TraceFree, entre otras. A continuación, sólo tiene que ajustar el nivel de Overdrive para adaptarlo a sus necesidades y al rendimiento de su pantalla.

¿Cómo funciona Overdrive?

Overdrive funciona aplicando una sobretensión eléctrica controlada a los cristales líquidos de la pantalla. Esta sobretensión estimula los píxeles de la pantalla para que cambien de color más rápidamente de lo que lo harían normalmente. En la práctica, esto significa, por ejemplo, que durante una transición de contenido muy brillante (blanco) a contenido oscuro (negro), y posiblemente a niveles de gris intermedios después, el Overdrive «fuerza» que esta transición se produzca más rápidamente.

overdrive del monitor
Fuente: https://display-corner.epfl.ch/index.php/LCD_dynamics

Al acelerar estas transiciones, sobre todo entre los distintos niveles de gris, que suelen ser las más lentas en una pantalla sin Overdrive, la tecnología reduce significativamente el desenfoque por movimiento y mejora así la percepción de una imagen fluida y nítida. Esto resulta especialmente útil en escenas de movimiento rápido, en las que cada milisegundo cuenta para una experiencia visual óptima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *