LG A1: Análisis del OLED 4K más barato | Precio y opiniones

Mejores televisores 2022 ≫ Televisores LG ≫ LG A1

El LG A1 es el televisor oled más barato de LG en el mercado, ofrece la ventaja de un negro absoluto y una pantalla uniforme, todo ello acompañado de una excelente parte de smart-TV, los compromisos del panel de 60Hz sólo afectan a una parte de la clientela que veremos en la revisión.

LG A1 Opiniones

Este televisor está disponible en los siguientes formatos:

  • OLED48A1 (48 pulgadas)
  • OLED55A1 (55 pulgadas)
  • OLED65A1 (65 pulgadas)

Análisis del LG A1

El LG A1 es el nivel de entrada de los oleds, por primera vez el fabricante coreano saca al mercado un panel de 60Hz, para uso cinematográfico el televisor es realmente bueno en relación al precio, aunque no tiene un brillo muy alto ofrece una visión de calidad en la oscuridad, uniforme y además decentemente calibrada.

El otro aspecto destacado es la parte de la Smart-TV que es realmente excelente y moderna como un tope de gama. El único aspecto en el que hay compromisos es en la ausencia de hdmi 2.1 y las funciones de juego vinculadas a él.

Lo analizamos todo al detalle en las siguientes líneas, comenzando por su diseño y dimensiones:

Diseño y medidas

La forma del televisor es completamente idéntica a la del modelo C1 / B1, es decir, el frontal es completamente minimalista, una placa negra con un marco general de 1cm (suma de borde negro y marco), el acabado de los bordes redondeados es excelente como siempre, en la parte inferior no hay ni siquiera el logotipo del fabricante, confiado como siempre a la vista del software dentro del SO.

De perfil, el grosor total es de 4,8 cm, y como siempre sólo la parte inferior tiene estas dimensiones, ya que contiene la electrónica, toda la parte superior tiene unos milímetros de grosor.

Incluso la parte trasera no tiene cambios con respecto a los modelos de clase superior, en el lado derecho están las entradas, 3 puertos HDMI 2. 0 puertos en total, 2 dispuestos lateralmente, pero no acompañan la gestión de los cables, en el centro en la parte inferior está el hueco con los agujeros para montar un soporte opcional, sí sólo el de los modelos C1 / B1.

La altura de estos pies sitúa la pantalla a 6cm de la mesa, por lo que no es perfecto poner una barra de sonido delante, ya que para el estorbo horizontal se necesita claramente un mueble bastante grande, casi tanto como la pantalla.

La calidad de construcción es muy buena, el panel con el cuerpo metálico tiene un excelente acabado, al igual que el ensamblaje, al fin y al cabo son aspectos idénticos a los modelos de gama alta, el plástico de la parte inferior que contiene la electrónica es quizás algo más «blando» que en el modelo C1.

Calidad visual

Suponiendo que se trata de un oled, damos por sentado el contraste infinito y los negros absolutos, cada píxel del panel (matriz WRGB) se autoilumina y, por tanto, puede apagarse instantáneamente si es necesario, una buena ventaja cuando se ve la televisión en la oscuridad.

contraste lg a1

El brillo, por su parte, es un aspecto algo más complejo, como todos los LED, las variaciones de intensidad dependen mucho del tamaño de la porción luminosa, LG A1 con fuentes HDR tiene un pico de 500 nits en porciones luminosas muy pequeñas, con una media de 450 nits en el visionado normal de contenidos, si la pantalla es completamente blanca interviene el Limitador Automático de Brillo (ABL), fijándolo en 100 nits. En general son valores ligeramente inferiores a los del modelo B1, y de media no son del todo óptimos para sacar el máximo partido a los contenidos HDR, pero el hecho de contrastar este brillo «medio/bajo» con los negros absolutos hace que sea más agradable en la oscuridad de lo que las mediciones podrían sugerir, y también es cierto que si apuntamos al cine clásico (sin HDR) entonces no hay tregua.

La uniformidad del panel es buena, la tecnología oled consigue ofrecer pantallas más uniformes que la LED/Qled, sobre todo en tonos claros y medios, dejando alguna banda vertical imperceptible sólo en pantallas muy oscuras, también hay que especificar que un oled necesita un rodaje de días de uso para dar lo mejor de sí en este aspecto.

No se aprecia el efecto de «pantalla sucia» de la DSE, lo que resulta muy adecuado para ver contenidos deportivos o de movimiento en entornos especialmente uniformes.

Sobre el ángulo de visión, no hay mucho que añadir ya que es perfecto y no tiene que comprometer el ángulo. El tema de los reflejos en ambientes brillantes también está bien manejado con un acabado semibrillante que los mitiga al máximo. El mejor uso de visualización para el LG A1 es claramente en la oscuridad/semioscuridad.

Color

La calibración nativa es media, el perfil más correcto desde el punto de vista cromático es el de experto (cuarto oscuro) con el ajuste de blanco en Warm 50 y gamma 2. 2, sin embargo mucho contenido aparecería ligeramente más oscuro de lo que debería, y en general hay un ligero exceso de azul, que sin embargo no afecta demasiado a la escena, por ejemplo los rostros y la piel son elementos que siguen apareciendo bastante naturales y equilibrados, en este aspecto no hay vara de medir, ciertamente los televisores Sony ofrecen una mejor calibración nativa, pero incluso el oled más barato del gigante japonés tiene un precio de venta muy superior.

Por supuesto que una calibración de color a medida optimizaría todo, pero una simple calibración de blancos de 2 puntos es más realista.

La gama de colores es muy buena, tiene una cobertura DCI P3 del 97% e incluso el volumen de color a pesar del brillo no excelente no lo hace mal con alguna limitación sólo en los colores extremadamente saturados, la visualización de los colores oscuros por otro lado es buena.

El panel trabaja a 10 bits con una buena reproducción de tonos, el banding evidente no está presente, por lo que en general para sacar conclusiones en este aspecto podemos decir que el LG A1 es un producto ideal para la reproducción de contenidos SDR, con alguna ligera limitación con los colores extremadamente fuertes, que sin embargo son precisamente inusuales en los contenidos cinematográficos, sobre todo si se habilita la función del modo Filmmaker (compatible).

En cuanto a los contenidos HDR (soporta Dolby Vision / Dolby Vision IQ) en la oscuridad siguen siendo bonitos, un mayor brillo hubiera sido óptimo, pero aunque no sea excelente combinado con negros absolutos rinde mucho, y dado el precio del producto no te puedes quejar. Como suele ocurrir para aumentar el impacto visual de este contenido, recomiendo ajustar el contraste dinámico a «medio».

Gestión del movimiento

El tiempo de respuesta de esta tecnología es prácticamente instantáneo (0,3ms), un factor que da como resultado un movimiento sin el «efecto estela», sin embargo, la reproducción de contenidos a baja velocidad de fotogramas deja obviamente esa sensación de «tirón» a la que la mayoría del público (salvo los puristas) no está acostumbrado.

fluidez de movimiento lg a1

Evidentemente, esto no tiene nada que ver con que el televisor se limite a reproducir el contenido nativo, pero para muchos será sin duda más agradable de ver si se activa la interpolación de movimiento (TruMotion), donde entra en juego la gran diferencia con respecto a B1 y C1, es decir, el panel de 60 Hz en lugar de 120 Hz, lo que significa que la interpolación tendrá lugar hasta 60 fotogramas por segundo, la calidad de este último no está a los niveles del C1, a los ajustes máximos se ven claros artefactos e incluso algunos halos, el procesador utilizado es Alpha 7 gen 4 el mismo que el B1, pero no depende necesariamente de esto, podría ser porque es la primera vez que se trabaja en un oled con este frametare, y también podrían arreglarlo con actualización de software.

En cualquier caso, con ajustes bajos o medios no hay problemas evidentes y la experiencia de visionado resulta agradable y natural, incluso con contenidos deportivos o de movimiento rápido. En conclusión, el panel de 60 Hz penaliza ciertamente a los aficionados a la fluidez extrema y al «efecto telenovela», pero no afecta en absoluto al aficionado al cine clásico, que encontrará la condición ideal activando la función Movimiento Cinematográfico en el menú TruMotion para tener el compromiso adecuado entre el movimiento natural y esa pizca de interpolación necesaria.

La función BFI (inserción de fotogramas negros alternativos) no está presente, después de todo a 60Hz habría sido más contraproducente que otra cosa.

Gaming

Quizás especialmente en este ámbito, el panel de 60Hz del A1 tiene compromisos en comparación con sus hermanos mayores, en el sentido de que tiene que renunciar a los puertos HDMI 2.1 y a las principales funciones asociadas a las consolas de nueva generación, cuyas principales son 4K/120Hz y la tasa de refresco variable.

lg a1 experiencia juegos

Dicho esto si como la mayoría de los gamers juegas a consolas a 4K/60Hz el televisor con el modo de juego tiene un muy buen input-lag de 10ms que hará que tu experiencia y capacidad de respuesta de los comandos sea realmente óptima, también está la función de Modo de Baja Latencia Automática (ALLM) que activa automáticamente el modo de juego cuando conectas una consola o PC.

Smart TV

Desde este punto de vista estamos ante un producto excepcional, el sistema operativo es el apreciado WebOS 6.0, cada vez más maduro y apreciado por los usuarios. La tienda de aplicaciones representa una garantía de continuidad y apoyo en los años venideros, y todas ellas están muy bien mantenidas y responden, y precisamente en la reactividad de todo el sistema no se nota ninguna diferencia respecto a la excelente fluidez del LG C1.

El mando a distancia es el clásico Magic remote 2021, el mismo de toda la gama oled con el icónico sistema de apuntado. Obviamente, también tiene un micrófono incorporado para los comandos de voz y, como todos los modelos recientes, es compatible con Google Assistant, Alexa, Apple Airplay 2 y HomeKit.

Audio

De la parte de audio se encargan dos altavoces de 10W, ciertamente un equipo mínimo, aparentemente suena ligeramente inferior al modelo LG B1, por lo tanto no es apto para salas grandes y volúmenes altos, los diálogos son sin embargo limpios y apreciables, seguramente también es gracias a innumerables algoritmos de sonido. Esta es una situación normal para el equipo, es un audio comparable al de cientos de otros televisores producidos en los últimos años.

El puerto HDMI número 3 es el destinado a ARC y eARC para el paso de audio sin comprimir a una eventual barra de sonido o sistema dedicado, la conexión transmite la señal Dolby Digital 5.1 y Dolby Atmos, según la práctica de los últimos años no transfiere DTS.

¿Comprar el LG A1? Opiniones

Es evidente que el LG A1 es un producto destinado principalmente al cine, donde los 60hz del panel son bastante irrelevantes, el brillo con contenido HDR no es el mejor, pero a simple vista es casi indistinguible del del B1, sin embargo si eres un gamer la diferencia de unos 150 euros en las 55 pulgadas para cambiar al modelo LG B1 es recomendable.

LG A1: Precio

El precio del LG A1 depende de las pulgadas pero por lo general es uno de los modelos con mejor relación calidad precio del mercado, y que ha hecho que muchos usuarios se decanten por él. Puedes ver el precio exacto del LG A1 en el siguiente enlace:

Por el mismo dinero que cuesta el LG A1, o un poco menos, hay alternativas de LCD como el Sony Xh90P o el Samsung Q70A que cuentan con un panel de 120Hz y HDMI 2.1, aunque en este caso te verás obligado a renunciar a los negros absolutos de un Oled.

Deja un comentario