iPhone 13 | Análisis completo: Especificaciones, precio y opinión

Mejores móviles 2021 ≫ Móviles iPhone ≫ Apple iPhone 13

Con pocas excepciones, la expectación que rodea al lanzamiento de los nuevos iPhones es siempre mucho mayor que la de cualquier otro producto del mundo tecnológico. Precisamente por eso, el momento de la revisión del nuevo iPhone 13 es uno de los más emocionantes del año.

apple iphone 13

A diferencia de otras generaciones del pasado, en 2021 estamos hablando de una actualización importante, que toca ciertos aspectos del smartphone que muchos usuarios consideran fundamentales. ¿De qué aspectos estamos hablando y en qué medida mejoran los del año pasado?

Características del iPhone 13

Empezando por la caja, hay muy pocas diferencias estéticas respecto al iPhone 12. Una vez más, el embalaje es extremadamente escaso y, aparte del teléfono, sólo contiene el cable de alimentación lightning y el habitual conjunto de manuales, pegatinas y un clip para extraer el soporte de la tarjeta SIM. El cargador ha desaparecido definitivamente, y con él los pequeños plásticos que rodeaban la caja y el smartphone. En resumen, Apple sigue siendo coherente en su decisión de limitar al máximo el impacto medioambiental, aunque no todos los usuarios estén de acuerdo.

Diseño

Una vez fuera de la caja, queda claro que los únicos detalles que realmente diferencian al nuevo iPhone 13 del modelo anterior son la posición de las cámaras dentro del módulo de la parte trasera, que ahora son diagonales, el grosor de esta última y el tamaño del notch. En comparación con el iPhone 12, de hecho, la muesca ha cambiado de formato: la cápsula de los auriculares se ha desplazado inmediatamente por debajo del marco metálico, ganando así un poco de espacio en horizontal pero añadiendo unos milímetros en términos de grosor.

No estamos hablando de una diferencia abismal, de hecho, si no tuviera ambos modelos delante probablemente me costaría distinguir un iPhone 12 de un iPhone 13 solo mirando el tamaño del notch. Digamos que esa no es la razón por la que actualizaría.

Más concretamente, las dimensiones también son ligeramente diferentes. En concreto, el nuevo iPhone 13 es 10 gramos más pesado que el 12 y ligeramente más grueso. No es nada del otro mundo, eso sí, sólo hacen falta unos minutos de uso para acostumbrarse a esta diferencia, si es que la percibes, y no volver a pensar en ella.

Aparte de estos pequeños cambios, parece que se trata del mismo producto. Los botones, las antenas y el conector lightning están exactamente en la misma posición, al igual que no ha cambiado nada en cuanto a los altavoces, los micrófonos y la bandeja de inserción de la SIM.

Como consecuencia natural de esto, también se conserva la excelente ergonomía del iPhone 13. El iPhone 13 es un producto realmente agradable de sostener, y resulta difícil encontrar un smartphone que combine una pantalla de tamaño adecuado con un manejo tan bueno. El tamaño del iPhone 13 es el adecuado: cabe bien en el bolsillo sin ser molesto, es fácil de usar con una mano y la pantalla es lo suficientemente grande para una buena experiencia en todas las situaciones.

En cuanto a los materiales y la construcción no hay grandes cambios, tanto la parte trasera como la delantera son de cristal, mientras que el marco sigue siendo de metal. El montaje y la atención al detalle son típicos de las soluciones de la empresa de Cupertino y, por tanto, están a un nivel muy alto.

Pantalla

Y aquí llegamos a hablar de la pantalla, que ofrece el mismo tamaño y resolución (6,1 pulgadas y resolución de 2532×1170) que el modelo anterior pero cambia ligeramente de tecnología. Sigue siendo un panel OLED pero Apple ha trabajado en esta nueva versión para aumentar el nivel máximo de retroiluminación. Por lo tanto, el nuevo panel sigue siendo compatible con el estándar HDR pero, según Apple, la luminancia máxima se ha mejorado en torno a un 30%.

pantalla iphone 13

Se trata de una diferencia notable, sobre todo en exteriores, donde el nuevo iPhone registra 789 cd/sq m, frente a los 603 cd/sq m del iPhone 12. En cuanto a los valores máximos de las señales HDR, Apple afirma un máximo de 1.200 nits. En todos los casos el contraste es muy alto debido a los negros absolutos.

La cobertura del espacio de color sRGB es completa, mientras que la precisión de la reproducción del color es buena pero no perfecta.

Del vídeo al audio, que siempre es estéreo y sale de los altavoces de la parte inferior y de la rendija que incluye la cápsula de los auriculares. El volumen es bueno, al igual que la calidad, pero no hay mucha diferencia en comparación con el año pasado. Lo mismo ocurre con la calidad de las llamadas, que es excelente tanto cuando se utiliza el auricular como cuando se usa el altavoz. Bueno también los micrófonos que devuelven un timbre fiel y suprimen eficazmente la mayor parte del ruido de fondo.

Cámaras

Uno de los aspectos que han mejorado de forma espectacular son las cámaras. El paso adelante respecto al iPhone 12, sobre todo en cuanto a la cámara principal, es claro y sin duda importante. Por otro lado, Apple ha tomado la misma combinación de sensor y lente del iPhone 12 Pro Max y los ha puesto en este iPhone 13, con todas las mejoras. Un sensor más grande, un objetivo de mayor calidad, la estabilización en el sensor y la posibilidad de aplicar los nuevos Estilos fotográficos directamente en la toma, elevan el nivel considerablemente en comparación con el año pasado.

camaras iphone 13

El resultado es una cámara principal que rinde muy bien de día, que ya lo hacía, y que funciona mucho mejor que la del iPhone 12 cuando la luz escasea. Hay una ganancia notable en estas condiciones, y las fotos tomadas en modo nocturno se ven significativamente más realistas. El balance de blancos es más correcto, menos amarillento, el ruido de fondo se nota menos y los detalles destacan mucho más.

En cuanto a la lente gran angular, la cámara es muy similar a la del iPhone 12 Pro Max del año pasado. La resolución es de 12 megapíxeles y la apertura es de f/2,4.

Sobre los nuevos estilos fotográficos que, al contrario de lo que se podría pensar y de lo que ocurre en muchos otros smartphones, no son en realidad simples filtros. De hecho, son más bien verdaderos preajustes de disparo que actúan sobre ciertos parámetros como el contraste, la saturación y el balance de blancos para personalizar el efecto obtenido con cada foto individual para que se adapte mejor a tu gusto. Puedes elegir el que más te guste, cambiarlo con los controles deslizantes de los ajustes y, una vez que encuentres el que te gusta, sólo tienes que seleccionarlo y se convertirá en tu modo de disparo estándar.

En cuanto a los selfies, tenemos exactamente la misma cámara que el año pasado, así que los resultados son absolutamente comparables. El rendimiento es correspondientemente similar, funciona bien, sigue siendo uno de los mejores que hay y las fotos que se hacen son siempre satisfactorias, incluso cuando se utiliza el modo retrato, que como siempre es uno de los más precisos en el contorno y de los más realistas en la aplicación del efecto bokeh.

Vídeo

Entre las novedades del nuevo compartimento fotográfico, tanto en el hardware como el software, está el modo Cine. Es una especie de modo retrato aplicado al vídeo, pero necesita un poco de rodaje para conseguir resultados óptimos. La idea es ciertamente bonita e interesante, pero por el momento sigue siendo inmadura y definitivamente no está optimizada. La resolución de los vídeos grabados con esta opción activa es de un máximo de 1080p a 30 fps.

Para el vídeo estándar, sin embargo, la resolución máxima sigue siendo 4K a 60 fps, pero también se extiende al modo HDR. Como es obvio, dada la introducción de la tecnología Sensor Shift, uno de los aspectos que puede presumir de una clara mejora es la estabilización de imagen. Los vídeos grabados fuera del modo cine son, como siempre, excelentes en cuanto a nitidez, fluidez, velocidad de enfoque, gestión de contraluces y ajuste de la exposición.

Hardware

El iPhone 13 está equipado con el nuevo SoC A15 Bionic de Apple, un chip que no cambia la configuración básica adoptada por los de Cupertino en los últimos años (al menos no en los modelos base), pero que la mejora especialmente en el apartado de rendimiento gráfico. La CPU hexa-core del iPhone 13 tiene mejoras marginales de uno y varios núcleos de alrededor del 8 por ciento, pero eso no es una gran mejora sobre el ya excelente A14 Bionic.

En el frente gráfico, sin embargo, tenemos un paso adelante más pronunciado incluso en esta versión de A15 equipada con GPU de cuatro núcleos (recordemos que en el Pro existe la variante con 5 núcleos), que es capaz de ofrecer un rendimiento en línea con el +20% comunicado por Apple durante la presentación de los nuevos smartphones.

Las mejoras gráficas, combinadas con las del nuevo Neural Engine, permiten que el iPhone 13 admita nuevas funciones fotográficas exclusivas, además de dar un impulso adicional a las aplicaciones que hacen un uso intensivo de modos avanzados como la realidad aumentada. Obviamente, el iPhone 13 no ofrece todo el potencial de sus capacidades gráficas, ya que no tiene una pantalla capaz de ejecutar títulos a 120fps y carece de un quinto núcleo gráfico adicional. Todas estas novedades serán más evidentes en los modelos Pro.

Hemos llegado a un punto en el que el aumento interanual de las especificaciones no es tan significativo como antes, y el iPhone 13 es una buena representación de ello. Este año seguimos lidiando con un chip de 5nm (aunque sea un proceso de fabricación de última generación), y habrá que venir de al menos un iPhone con el SoC A12 Bionic para apreciar un verdadero avance en el rendimiento.

El iPhone 13 sigue teniendo 4 GB de RAM, lo que está perfectamente bien para una experiencia agradable de iOS, pero se convierte en una limitación cuando quieres buscar una de las aplicaciones congeladas en segundo plano. Esto se nota especialmente después de usar la cámara, ya que las funciones cada vez más avanzadas -incluyendo Smart HDR 4- requieren el uso de una gran cantidad de memoria, lo que hace que muchas aplicaciones suspendidas se vean obligadas a cerrarse. Un cambio a 6 GB incluso en los modelos básicos habría sido bienvenido. Dicho esto, la experiencia del usuario es siempre satisfactoria, la capacidad de respuesta del sistema es excelente y, salvo en contadas ocasiones como la que acabamos de describir, nunca sientes que necesites nada más.

Conectividad

Refiriéndonos a la conectividad, diría que tenemos todo lo que necesitamos. Obviamente, el 5G es compatible, al igual que el WiFi 6 y el Bluetooth, que todavía está en la versión 5.0. Como en la última generación, existe la posibilidad de utilizar dos tarjetas SIM, pero la segunda tiene que ser una e-Sim. La recepción también es de buen nivel, de hecho casi me atrevería a decir que ha habido alguna mejora.

El nuevo módem X60 de Qualcomm funciona bien, la señal se capta rápidamente y apenas se pierde.

Batería

Para terminar hablaremos de la autonomía, aunque es una característica que este año, al menos en lo que se refiere al juicio final, juega un papel fundamental. Definitivamente, la capacidad de la batería ha aumentado desde los 2.815 mAh del año pasado hasta los 3.240 mAh del iPhone 13. Se trata de un gran salto que probablemente ha provocado el aumento de peso, pero que aporta beneficios que van mucho más allá de este pequeño compromiso.

bateria iphone 13

Sin duda es una buena noticia, entre otras cosas porque la carga sigue siendo lenta. Con el cargador oficial de Apple equipado con USB-C se carga a un máximo de 20W, mientras que usando el MagSafe son solo 15W. En ambos casos se trata de velocidades de carga muy inferiores a la mayoría de las alternativas del mercado y no nos permiten contar con una carga de emergencia importante en pocos minutos.

Precio del iPhone 13

¿Cuánto cuesta el nuevo iPhone 13? La lista de precios de Apple habla de 939 euros para el modelo base, que finalmente parte de 128 GB de almacenamiento. Luego pasa a 1.059 euros para el modelo de 256 y a 1.289 para el de 512 GB, un salto como siempre injustificado y que este año, con la base aún equipada con una buena cantidad de memoria, tiene aún menos sentido que de costumbre.

¿Debería comprarlo el iPhone 13? Opinión

Estamos hablando de cifras bastante elevadas, no cabe duda, pero sabemos cómo funciona la lista de precios de Apple y sabemos igualmente que nunca ha sido barata, al contrario. Pero si estás pensando en comprar un iPhone, o ya has tenido uno en el pasado, seguro que eres consciente de ello.

Dejando a un lado las consideraciones de precio, puedo decir que este año el cambio del iPhone 12 al iPhone 13 es, en mi opinión, una necesidad absoluta. Las mejoras más notables están en la cámara y la duración de la batería, que siguen siendo características clave a la hora de elegir un smartphone. Esto es aún más cierto si estás pensando en reemplazar un modelo antiguo. El iPhone 12 todavía está en la lista de precios, pero con el mismo tamaño de memoria, la diferencia en comparación con el iPhone 13 es de sólo 50 euros, que es muy poco para justificar la compra del modelo del año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *