¿Qué son los DPI (Puntos por pulgadas), y qué deberías saber?

que son los dpi

Uno de los parámetros que determinan la elección de un ratón para su configuración es su sensibilidad. Ésta se mide por el número de PPP. Esto varía de un ratón de ordenador a otro y su valor puede tener un impacto en su uso, especialmente cuando se utiliza para jugar. Un DPI inadecuado para un juego puede tener un impacto importante en el rendimiento de un jugador.

¿Qué son los DPI o PPP del ratón?

DPI significa literalmente «Dot Per Inch» (puntos por pulgada). También conocido como PPP, no es más que el número de puntos que un sensor de ratón puede detectar a lo largo de una distancia en pulgadas.

Básicamente, es la velocidad a la que el cursor del ratón se mueve por la pantalla. Cuanto mayor sea el DPI, más intensas serán las reacciones del ratón a los pequeños movimientos. En cierto modo, es una forma de ajustar la sensibilidad del ratón.

Si configuras el DPI en 600ppp, significará que el cursor se moverá 600 píxeles cada vez que lo muevas.

Los DPI son casi siempre ajustables en los ratones actuales, sobre todo en los ratones gaming. Normalmente puedes configurarlos con el software del fabricante del ratón.

Si sólo usas el ratón del PC para trabajar en la oficina, no hace falta que te molestes en cambiar los PPP. No importará para tareas sencillas como navegar por Internet o escribir en un Word. En cambio, si lo tuyo son los videojuegos, elegir un DPI ajustado puede ser muy interesante.

¿Qué son los EDPI (Puntos por pulgadas efectivos)?

EDPI es una medida que refleja la sensibilidad real del juego combinando los PPP del ratón con la sensibilidad del juego. Por ejemplo, un DPI de 400 combinado con una sensibilidad de 2 en un juego da un eDPI de 800. Este valor facilita la comparación de los ajustes de sensibilidad entre distintos juegos, basándose en la distancia necesaria para completar un giro completo de 360 grados.

¿Cuál es el mejor DPI para jugar?

Los PPP de un ratón influyen mucho en el desarrollo de un videojuego. Algunos jugadores prefieren una DPI lo más bajo posible para tener un control muy preciso de los movimientos. Otros prefieren una DPI muy alta para obtener la mejor capacidad de respuesta y velocidad posibles. También hay que tener en cuenta que la experiencia de juego del jugador dependerá de otros muchos factores, entre ellos

  • la sensibilidad nativa del cursor en el juego (algunos juegos son naturalmente sensibles, otros no) y la sensibilidad nativa de tu sistema operativo (Windows);
  • la resolución de la pantalla
  • la naturaleza del juego (si es un FPS, un juego de carreras o un juego multijugador);
  • la memoria muscular del jugador y su estilo de juego.

Dependiendo de estos factores o parámetros, los PPP ideales para un ratón varían mucho. Sólo hay que recordar que un ratón con un DPI alto no es mejor que uno con un DPI bajo. Este parámetro depende únicamente de las preferencias y gustos del jugador.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir los PPP

Ratio y resolución de la pantalla

La sensibilidad de los PPP de un ratón varía proporcionalmente a la resolución de la pantalla. Dicho esto, una pantalla mucho más grande requiere un ratón con mayor sensibilidad. En pocas palabras, una pantalla con más píxeles requiere un ratón más sensible.

Sensibilidad nativa de Windows

Ante todo, hay que tener en cuenta la sensibilidad del ratón del sistema Windows, ya que actúa como multiplicador. Antes de ajustar los PPP de un ratón, hay que prestar atención a la configuración del sistema operativo. En Windows, vaya a la tabla de periféricos, seleccione «Ratón» y, a continuación, «Propiedades del ratón». Aparecerá una barra de ajustes en la pantalla. Ajusta siempre la configuración a la muesca central. Desmarca también la casilla «mejorar la precisión».

Ahora que estás seguro de que tienes un DPI neutro en Windows, puedes pasar a los ajustes de sensibilidad directamente en el juego.

Memoria muscular y estilo de juego

Cada persona tiene su propio estilo de juego y sus movimientos distintivos. A algunos les encanta hacer movimientos ligeros. A otros, en cambio, les gusta jugar con movimientos más amplios. En este caso, los PPP variarán en función del estilo de juego de cada persona, ya que sus músculos conservarán sus movimientos a largo plazo.

Naturaleza de los juegos

Es lógico que el DPI adecuado para un juego no sea el ideal para otro. Esto depende en gran medida de la naturaleza del juego. Por ejemplo, si se trata de un FPS, para una mayor precisión necesitarás un ratón con un DPI de entre 400 y 800. Los juegos en línea y los RPG requieren un ratón con unos PPP más altos, de entre 1.000 y 1.600.

¿Cómo puedo averiguar y cambiar los PPP de mi ratón?

Hay varios trucos que puedes utilizar para averiguar los PPP de tu ratón. Lo primero es buscar la ficha técnica del ratón en Internet. Salvo que se trate de un modelo sin marca, la mayoría de los ratones tienen una. Si no, es posible que los PPP figuren en el manual de instrucciones. Éste siempre se incluye en el embalaje del ratón.

Para cambiar los ajustes DPI del ratón algunas marcas ofrecen software de terceros para personalizar los accesorios que venden.

  • Logitech, por ejemplo, ofrece G HUB, una interfaz gratuita para ajustar los PPP del ratón y asignar macros (comandos personalizados).
  • Razer ofrece el equivalente con su software Synapse. Visita la página web del fabricante de tu ratón e instala su software. Así podrás controlar y personalizar tu dispositivo como mejor te parezca.

Por tanto, cada marca proporciona un software para realizar el ajuste, también incluyen botones físicos para cambiar entre diferentes niveles de PPP preconfigurados.

Entender los DPI y cómo afectan la sensibilidad del ratón te permite personalizar tu experiencia de manera que se adapte perfectamente a tu estilo de juego y a las características de tu equipo. Sea cual sea tu elección, recordar que no existe un «mejor» DPI universal, sino el que mejor se adecúe a tus hábitos y preferencias es clave. Experimentar con diferentes configuraciones puede ser la mejor forma de descubrir qué funciona mejor para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *