Corsair K60 Pro TKL RGB: Teclado óptico-mecánico gaming | Análisis

teclado corsair k60 pro tkl

Pequeño, preciso, adecuadamente iluminado y relativamente silencioso: así es el teclado K60 Pro TKL de Corsair, que ofrece un teclado estrecho, indispensable y de gran calidad.

Gracias a su factor de forma sin teclado, el K60 PRO TKL cabe en cualquier espacio, y está equipado con un práctico cable USB Tipo-C que proporciona hiperpulsación a 8.000 Hz.

Hoy analizamos el teclado para juegos Corsair K60 PRO TKL, que pude probar estos días gracias a un modelo ofrecido por la compañía

Análisis del K60 Pro TKL de Corsair

Como siempre empezamos con el Unboxing, es decir el contenido del paquete, dentro del cual encontraréis tanto el teclado gaming como los manuales de instrucciones y un cable USB para la conexión al PC.

El teclado Gaming no incluye teclas adicionales, al ser compacto, pero se pueden encontrar funcionalidades adicionales en las teclas de la serie F, accesibles con la combinación FN tradicional, para activar o desactivar el sonido, gestionar el volumen y el brillo, y mucho más.

Diseño

El dicho menos es más encaja bastante bien con el nuevo teclado K60 Pro TKL de Corsair. Su objetivo es ofrecer a los jugadores todas las ventajas de un teclado opto-mecánico y la compacidad de un formato tenkeyless, de ahí el TKL de su nombre. Sus medidas son realmente reducidas: sólo 36 cm de largo y 13,5 cm de ancho, con una altura «máxima» de 3,6 cm medida en la primera fila de teclas (Esc, teclas de función, etc.), que sin embargo puede aumentarse en 1 cm abriendo las patas traseras, lo que lleva la inclinación a un máximo de 7°.

diseño del corsair k60 pro tkl

El chasis de plástico duro está recubierto por una placa de aluminio satinado más resistente y el borde de la zona ocupada por las teclas es de aproximadamente medio centímetro en todos los lados. Por tanto, no estamos hablando de una solución completamente sin bordes y ultracompacta, sino de un excelente compromiso entre el espacio vital de los teclados estándar y la necesidad de reducir al máximo el espacio ocupado, manteniendo los mismos hábitos de escritura. Las teclas de policarbonato son duraderas y están grabadas con gran precisión, y la retroiluminación es notable, lo que permite leer correctamente las letras y los números situados en la fila superior de cada tecla.

Tecnología

La tecnología utilizada para activar las teclas es opto-mecánica. Esto significa que en el cuerpo mecánico de cada tecla, en lugar de un microinterruptor eléctrico, se ha colocado una fotocélula: cuando la presión empuja el eje central 1 milímetro hacia abajo, el flujo de luz se interrumpe y la fotocélula envía un impulso hacia la lógica integrada en el teclado, que a su vez entiende qué teclas hemos pulsado y envía una señal al ordenador.

Esta tecnología permite detectar mucho más rápidamente la activación de una tecla que los microinterruptores eléctricos normales, pero estamos hablando de tiempos de reacción tan cortos (del orden de microsegundos de segundo), que la capacidad humana de pulsar repetidamente el mismo botón difícilmente podrá igualar.

La tecnología opto-mecánica, sin embargo, ofrece una mayor resistencia al desgaste y, salvo posibles daños y defectos, una vida más larga del producto: para su tecnología OPX, Corsair garantiza una vida mínima de 150 millones de pulsaciones, especificando que a los 150 millones de pulsaciones una tecla debería seguir reaccionando exactamente igual que la primera vez.

La fuerza de accionamiento es de 45 gramos, un valor intermedio que es un buen compromiso entre la ligereza requerida en los juegos y la precisión necesaria al teclear, con el fin de minimizar los errores. Que conste que este artículo se ha escrito con el K60 Pro TKL en lugar de mi teclado habitual, y el cambio no me ha supuesto ningún tipo de problema de adaptación (salvo, claro está, ciertos hábitos relacionados con el uso del teclado numérico). Sin embargo, la velocidad es una característica que también se extiende a otras características del teclado, como el sondeo exagerado de hasta 8000 Hz.

Retroiluminación

Para sacar el máximo partido a la retroiluminación, es necesario instalar el software propietario iCue, que tiene la virtud de gestionar simultáneamente todos los periféricos de Corsair que puedan estar instalados en el ordenador. El programa permite asignar un color y efecto específico a cada botón individual del teclado, independientemente del color y efecto elegidos para todos los demás.

retroiluminación corsair k60 Pro TKL

En otras palabras, se puede configurar todo el teclado para que tenga un efecto arco iris con colores aleatorios sucesivamente, mientras que las teclas W A S D permanecen permanentemente rojas y al máximo nivel de iluminación, o pulsando por sí solas.

También podemos ajustar los efectos de hardware almacenando diferentes configuraciones en el Corsair K60 Pro TKL que persistirán incluso sin el software, lo que resulta útil si solemos llevar el teclado de un lado a otro de la oficina, o de viaje. iCue también nos permite programar macros y asignarlas con relativa facilidad a las teclas, pero está claro que sólo funcionarán con el software instalado.

Sin iCue, por ejemplo, puedes elegir el efecto de iluminación pulsando la tecla Fn junto con un botón numérico, o controlar la velocidad con Fn+? / Fn+^. Pero una vez que iCue está en marcha, estas combinaciones dejan de funcionar por completo. Puedes encontrar la documentación en el manual PDF que se encuentra online siguiendo un código QR impreso en el interior del embalaje.

Corsair K60 Pro TKL: Conclusión y opiniones finales

Hay mucha tecnología en el Corsair K60 Pro TKL: un procesador ARM de 32 bits encargado de detectar nuestras pulsaciones y enviarlas de la forma más rápida y precisa posible al ordenador, eliminando por completo el problema del ghosting cuando se pulsan varios botones simultáneamente. Y no hay que negarlo, el teclado cumple su cometido de forma absolutamente impecable, con un tacto nítido y preciso que además ofrece una excelente respuesta.

En resumen, he disfrutado mucho jugando y escribiendo con este dispositivo. Los botones son claramente visibles gracias a la retroiluminación y realmente tuve la impresión de que se trata de un producto fuerte, sólido y duradero. A pesar de su pequeño tamaño y su peso de sólo 700 gramos, no se desplazo por mi escritorio durante su uso y los movimientos casuales se reducen realmente al mínimo.

El único aspecto menos atractivo es el precio al público de 149 euros (actualmente está disponible a un precio especial de 119,99€), justificado por tanta tecnología. En cualquier caso, el K60 Pro TKL es un teclado de precisión que puedes llevar siempre encima, tanto para jugar como para trabajar, que gracias a su reducido tamaño puede caber fácilmente en una mochila o en la bolsa del portátil.

Corsair K60 Pro TKL: Precio

Cómo ya hemos dicho, actualmente 119,99€ es el precio que Corsair exige para llevarse a casa un periférico de un nivel razonablemente alto con soporte completo para todo el ecosistema iCUE: es un precio justificado de sobra.

Nota: 8.5

  • Teclas óptico-mecánicas CORSAIR OPX RGB
  • Diseño compacto TKL
  • Cable USB tipo C desmontable
  • Marco duradero de aluminio cepillado
  • Retroiluminación RGB por tecla + Efectos de iluminación integrados
  • Teclas de policarbonato resistentes
  • Control multimedia y accesos directos FN
  • Potente software CORSAIR iCUE
  • Modo de bloqueo de teclas de Windows
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *