Dropshipping: el nuevo modelo de negocio de tienda online

Contenidos

Los usuarios están muy acostumbrados a ver negocios en Internet, pero el dropshipping es un nuevo negocio que permite a los comerciantes contar con su propio e-commerce sin necesidad de tener todos los productos en stock. Es decir, no necesitan contar con su propio almacén o inventario.

Podemos decir que en este nuevo modelo los minoristas desaparecen porque es el mayorista quien entrega el producto al cliente final. Los productos no necesitan pasar por el almacén, por lo que el stock no es un problema.

Cuando un usuario desea adquirir cualquier producto, será el vendedor de la tienda quien pasará el encargo al proveedor. Es decir, será este último quien envíe directamente el producto al cliente, por lo que se debe encargar de que llegue a tiempo.

Gracias a este nuevo modelo de negocio, en el que no existe almacén físico, el comerciante podrá ahorrar los gastos que supone contar con un stock. Aunque también añadirá valor al cliente gracias al gran catálogo de productos que se pueden ofrecer.

Para poder realizar dropshipping se necesita experiencia y conocimientos en el sector. Las negociaciones con los proveedores son importantes, porque serán quienes mantengan y realicen la entrega de los productos.

¿Qué es el dropshipping?

Cuando hablamos de dropshipping nos referimos a una metodología de venta online en la que no se necesita contar con productos de inventario, porque será un proveedor quien envíe directamente los productos al cliente final, administrando su propio stock. Para que esto ocurra, se deben enviar al proveedor todos los datos del cliente que ha realizado una compra, como la información detallada del pedido y los datos del envío.

Los consumidores de la tienda online no sabrá en qué momento se usa dropshipping porque las etiquetas están personalizadas tanto en diseño como en dirección del remitente.

De esta manera, los e-commerce no necesitan contar con un gran inventario, sino que se asocian con el fabricante (dropshipper) mediante una negociación previa. En estos casos, las tiendas online únicamente realizan funciones administrativas como gestionar pedidos, cobros o atender al cliente.

Para entenderlo de mejor, veamos un ejemplo:

Es decir, el dropshipper hace que la tienda online se convierta en un intermediario, y los beneficios de ésta son las comisiones que se consigue por todas las ventas que realiza.

Como hemos mencionado antes, la técnica del dropshipping permite ahorrar los costes del inventario pero también ofrece otras ventajas para tiendas más pequeñas que pueden conseguir más difusión y conseguir un número mayor de clientes.

Cómo conseguir un buen proveedor de dropshipping

Antes de conseguir un proveedor debes tener en cuenta que, aunque ahorres los gastos de inversión en stock, alquiler de almacén y todo lo que conlleva contar con una tienda física, no significa que los gastos de este proyecto online sean nulos.

Algunos proveedores, o dropshippers, piden que se abone una cantidad inicial para poder trabajar con ellos. La relación entre el proveedor y el comerciante minorista tiene que ser beneficiosa para los dos, no sólo para el proveedor porque el minorista está vendiendo el producto del dropshipper, por lo que éste aumenta sus ventas gracias al minorista.

En este sistema de venta intervienen dos participantes: el mayorista (proveedor/dropshipper) y el minorista. Cada uno tiene unas funciones y responsabilidades determinadas.

Cuando hablamos de mayorista nos referimos a aquellas empresas que se dedican a la venta al por mayor, tal y como su nombre indica. Normalmente suele trabajar con varios puntos de venta, ya serán tiendas físicas como tiendas online. El objetivo de estas empresas es vender más. Por este motivo, el mayorista facilita sus productos al minorista para que éste último pueda comercializarlo.

Para ello, se proporciona una página web en el que exponen los productos y en el caso en el que se realice una venta, la empresa mayorista empaquetará el producto y lo enviará al consumidor final en nombre del minorista y sin ningún distintivo o con el distintivo del minorista. Así, el consumidor no podrá conocer la figura del dropshipper.

El minorista es quien se encarga de la venta, por tanto debe tener un lugar en el que pueda mostrar sus productos y los respectivos precios. Es quien recibe también el pago del cliente, para pagar así al mayorista.

Podemos encontrar múltiples tiendas online en Internet, por lo que es necesario ser competitivos y conocer bien el producto para poder montar un negocio online que tenga éxito. Es recomendable moverse en un sector que esté relacionado con tu estilo de vida, es decir, uno que tú mismo adquirirías.

No te centres en el precio ni en los márgenes. Aunque son importantes, es imprescindible conocer primero si se ofrece un producto de calidad.

Es importante diferenciarse del resto de la competencia. Dedícale todo el tiempo necesario al diseño de la página web y a la variedad de productos. No necesitas ofrecer todos los productos del mercado, pero es importante hacer una selección con criterio tanto en lo referente a los productos como a los fabricantes. Si cuentas con varios proveedores podrás tener una mejor selección de productos que el resto de la competencia.

Como explicaremos a continuación, el dropshipping tiene varias ventajas: el capital invertido es menor, por lo que el riesgo financiero también lo es; únicamente tienes que centrarte en vender porque el resto de actividades como el envío lo realiza el proveedor; puedes mejorar la tienda online y conocer el tipo de visitantes que tienes. Con este modelo de negocio también puedes crear un catálogo de productos único y exclusivo. Además, no sólo puedes vender a través de tu propia página web, sino que puedes vender tus productos a través de eBay u otras páginas similares.

Ventajas del dropshipping para un e-commerce

Este nuevo modelo permite contar con múltiples ventajas. Entre ellas, encontramos los siguientes:

Menos costes de puesta en marcha

A la hora de iniciar un negocio online, la inversión en el inventario es una de las mayores partidas en los e-commerce. Gracias a este modelo, evitamos dicho problema ya que se elimina el riesgo de gastar dinero en artículos que puede que no se vendan.

Es decir, podemos desarrollar una tienda online sin tener que invertir en un inventario. Por norma general, los minoristas que decidían lanzar un e-commerce tenían que contar con gran capital para contar con inventario.

Gracias al dropshipping, no se necesita comprar el producto y se puede iniciar un negocio de este tipo con poco dinero.

Los costes fijos son bajos, ya que la mayoría de negocios de dropshipping se gestionan desde un hogar con un ordenador.

Es fácil iniciarse en este negocio

Cuando no contamos con stock de productos físicos, es mucho más sencillo manejar este tipo de comercios. Gracias a este nuevo modelo, podemos olvidarnos de ciertos aspectos como los siguientes:

Catálogo de productos amplio

Se puede ofrecer una gran cantidad de productos porque no es necesario comprarlos para poder venderlos. Si los proveedores lo tienen en stock, los puedes incluir en tu página sin ningún coste adicional.

Además, gracias a este nuevo modelo de negocio, son los proveedores los encargados de procesar los pedidos. De esta manera podrás expandirte con menos coste y trabajo.

Desventajas del dropshipping

Aunque este modelo cuenta con muchos beneficios, también podemos encontrar algunas desventajas respecto a él.

Bajos márgenes de beneficios

Uno de los problemas más comunes de dropshipping es que es un nicho altamente competitivo. Al ser fácil iniciarse y los costes fijos son muy pequeños, los comerciantes lanzan la tienda y venden los artículos a precios bajos para aumentar los ingresos. Al invertir poco en abrir el negocio, los márgenes son muy pequeños.

Es normal que los clientes comparen tus precios con los de la competencia. Este hecho hace que se destruya rápidamente el margen de ganancia en un nicho determinado. Aunque puedes optar por algunas soluciones para poder evitar este problema.

El inventario también puede ser una desventaja

Aunque el principal beneficio del dropshipping es que no necesitas invertir grandes cantidades de dinero en el stock y se ahorra una gran cantidad de costes, lo cierto es que no se puede controlar de manera tan fácil los artículos que están disponibles y los que se han agotado.

Cuando cuentas con productos de múltiples almacenes, el inventario cambia diariamente porque no sólo te abastecen a ti, sino que a su vez realizan pedidos para otros comerciantes.

Lo mismo ocurre con los envíos, porque al trabajar con múltiples proveedores, los productos en tu web vendrán de diversos dropshippers, complicando los costes de envío.

Si un cliente hace un pedido de tres artículos pero todos son de distintos proveedores, el comerciante tendrá que pagar tres costes de envío separados para enviar cada artículo al cliente. Además, no se recomienda cargar este coste al cliente porque podrá pensar que el coste del envío es excesivo.

El proveedor también puede cometer errores

A la hora de completar los pedidos, los dropshippers pueden cometer errores con los que el comerciante deberá hacerse responsable y disculparse. Debes tener especial consideración a la hora de escoger los proveedores porque algunos pueden emplear paquetes de mala calidad o arruinar envíos haciendo que la reputación de la tienda se dañe.

El modelo de dropshipping cuenta con muchas ventajas, pero también es complejo en ocasiones, por lo que es necesario poder lidiar con los posibles problemas que puedan surgir. La mayoría de estos problemas pueden resolverse y no deben influir para que el negocio de dropshipping crezca y se rentabilice.

Aspectos a tener en cuenta antes de crear un negocio de dropshipping

Es importante seguir una serie de consejos antes de iniciarse en este nuevo modelo de negocio.

Analiza el mercado

Primero debes estudiar la rentabilidad del producto que deseas vender, la demanda y el nicho de mercado. Aunque no haya que realizar una inversión al principio, no significa que no debamos de estudiar a los posibles competidores. Se necesita analizar qué hace la competencia para poder buscar oportunidades nuevas de negocio.

Contacta con distintos proveedores para aportar valor al cliente con productos exclusivos.

Investiga los márgenes de beneficio que puedes obtener por venta, cómo trabajar el SEO, y en definitiva, cómo es la plataforma online de un proveedor.

Proveedores y plazos de envío

Negocia con los fabricantes o distribuidores oficiales directamente para poder acordar el porcentaje de beneficio que obtendrás por cada producto. Además, es importante que dejes muy claro desde el primer momento con los proveedores los plazos con los que serán capaces de hacer la entrega.

Registra esa obligación de los plazos como una cláusula contractual y a que si un cliente no recibe el artículo en los plazos prometidos es muy probable que se moleste. Además, desde el momento en el que tu proveedor envíe el producto al cliente, deberías tener también un control total de los gastos.

El proveedor realiza todas las funciones de negocio, por lo que dependerá de él también que el proceso salga bien o no. Es decir, el dropshipper actúa como empresa de transporte y operador de logística, por lo que todos esos costes deberían negociarse antes de que se realice la transacción.

El éxito de este negocio radica en la relación con los mayoristas y los proveedores, porque son los encargados del envío del producto y las devoluciones. Es recomendable trabajar con varios proveedores.

Por otro lado, es esencial que conozcas los tipos de proveedores con los que negociarás, porque no sólo serán quienes se encarguen de la logística y el transporte, sino que atenderán también al cliente.

Algunos proveedores no tienen política de devoluciones, haciendo que el negocio no sea viable. Es recomendable controlar toda la cadena, especialmente en el proceso de envío, ya que intervienen muchos factores y así conseguirás que los resultados sean mejores.

Cuando apliques el margen de beneficios, presta atención dónde se ubica el proveedor porque habrá gastos de envío y gastos de aduana si está en el extranjero.

En este nuevo modelo de negocio también podemos encontrar proveedores aduaneros. Es decir, están fuera de la Unión Europea por lo que los costes a asumir serán mayores.

Piensa cuál es el valor añadido de tu empresa

Se deben analizar varias estrategias de marketing para conseguir llegar al target objetivo, es decir, tus clientes potenciales.

Para poder diferenciar tu empresa del resto, deberás aportar valor a tu empresa. Un buen método para ello es crear un blog en el que te expliques aspectos interesantes sobre tu negocio. Además, otra opción es crear cuentas en las redes sociales que tu público objetivo emplea. Para ello, puedes realizar sorteos de algunos de tus productos estrella creando así una comunidad.

Existen muchas formas de sorprender a tus clientes. Es importante ser creativo y reflexionar sobre lo que tu usuario realmente espera encontrar en todas las plataformas en las que se encuentra tu negocio.

Como ya hemos mencionado, es importante realizar un buen análisis antes de comenzar con este o cualquier otro negocio. En ocasiones, en este tipo de negocios online, se deben asumir muchos riesgos.

Una buena planificación y unos objetivos claros son esenciales. A continuación, deberás definir el público objetivo al que quieres llegar y buscar también los proveedores que pueden encajar con tu tienda online.

¿Cuál es la plataforma que más me conviene?

Es importante analizar y estudiar cuál es la que más se adapta a tus necesidades en función de la cantidad de artículos, imágenes y textos que va a necesitar. Por norma general, la más empleada para crear tiendas online es Prestashop.

Si no cuentas con los conocimientos técnicos para montar el eCommerce, puedes buscar ayuda profesional. Es importante crear un portal con el catálogo del proveedor que hayas escogido. Además, el tratamiento de las imágenes de gran calidad y las descripciones tendrán que ser las adecuadas para que la página web pueda posicionarse (SEO).

Cuando la tienda ya ha sido creada, el usuario podrá efectuar las compras online. De esta manera, el minorista o comerciante gestionará el cobro, comprará la mercancía al dropshipper y le facilitará los datos del pedido.

El minorista tendrá que verificar la disponibilidad de los productos en stock del mayorista para no vender productos que realmente no tiene. Vende los productos que más te interesen y evita los asuntos que no conozcas. Así transmitirás a la tienda tu personalidad para diferenciarte de la competencia.

Realiza siempre un control de la satisfacción al usuario

Cuando un usuario realiza una compra en este modelo de negocio, el proveedor recibe el pedido del minorista y es el responsable de efectuar la entrega del artículo que ha sido comprado. Esta entrega tiene que realizarse en el plazo de entrega pactado. Además, el paquete y los artículos tendrán que llevar la marca del comercio minorista.

Por este motivo, es importante realizar una encuesta de satisfacción. Si el minorista realiza un control de la satisfacción del cliente podrá evaluar el funcionamiento de su servicio y conocer así cuáles son sus puntos fuertes y qué aspectos debe mejorar.

Este tipo de encuestas se pueden realizar a través de llamadas, correos electrónicos a través de encuestas breves o en redes sociales. Así se puede conocer si el resultado de la compra ha sido positivo o no.

Es muy importante tener en cuenta que en este negocio, quien da la cara ante el cliente será el comerciante minorista. El cliente o usuario nunca llegará a saber del proveedor dropshipper. Es decir, si ocurre cualquier problema con el envío será el minorista quien deba gestionarlo.

Por norma general, los clientes agradecen que se realice este tipo de control de satisfacción porque en el ámbito online el trato suele ser más impersonal.

Si se recibe un buen servicio y se muestra interés por saber cuál es la opinión del cliente, conseguirás fidelizarlo y que realice compras recurrentes.

Otros consejos que puedes seguir

Debes dejar claro a los proveedores que no debe haber un pedido mínimo de productos para poder realizar la compra. Es una buena opción que ofrezcan descuentos por grandes compras, pero si se pretende conseguir un método eficaz para ganar dinero en Internet, es importante poder cubrir las necesidades de pequeños clientes y no limitarse sólo a grandes pedidos.

Una buena idea antes de comenzar a negociar con nuevos proveedores es realizar una prueba. Es decir, comprar un producto y enviártelo a ti mismo para comprobar realmente la efectividad del proveedor para el negocio.

Cómo rentabilizar el negocio del dropshipping

Para poder sacar el máximo partido a este negocio, es importante conseguir el máximo margen de beneficio. Este margen dependerá de cada producto y de si éste está o no muy demandado. Si los márgenes son bajos, deberás centrarte en conseguir un mayor número de ventas.

Para ello, es importante elegir bien los productos. En el dropshipping es mejor contar con productos que tengan poca competencia, porque tendrás mayores beneficios y resultará más fácil posicionar el negocio. Si optas por vender productos muy conocidos puedes tener el riesgo de competir en precio con otras tiendas que tengan los mismos productos más baratos.

El precio de los productos está condicionado por el precio mínimo establecido por el proveedor y por el precio de la competencia.

No dudes en añadir valor extra a los productos. Así podrás aumentar el precio. El valor añadido puede darse a través de una buena atención al cliente, servicio post venta o incluso asesoramiento personalizado.

Empresas especializadas en Dropshipping

Podemos encontrar múltiples empresas que ya llevan bastantes años triunfando en este modelo de negocio y apostando por este método. Además, algunas de ellas están muy posicionadas en el mercado y han conseguido fidelizar a sus clientes gracias a su efectividad.

¿Cuál es la diferencia entre una página de afiliados y una de dropshipping?

Estos dos modelos de negocio son muy similares, pero podemos encontrar una serie de diferencias entre ellos.

En las tiendas online de afiliados el comerciante, dueño del portal, cobra comisión por cada venta que se hace desde su portal de ventas pero no cierra ninguna. Es decir, redirige a los clientes a la página web de las empresas que están asociadas.

Por otro lado, las tiendas de dropshipping sí cierran las ventas, aunque también vendan productos de terceros. Es decir, tiene que tener pasarelas de pago para poder cobrar al cliente y después poder pagar al proveedor.

Además, en cuanto a los precios, en el dropshipping se pueden ajustar los precios de venta y establecer los tuyos propios de venta al público. Sin embargo, en la afiliación el precio de venta viene determinado por el vendedor.

Otra diferencia es que con el dropshipping se tienen más opciones para poder crear a unos clientes fieles y sólidos porque la página del producto es propia, hecho que no ocurre con los modelos de afiliación, donde el enlace redirige a la página del vendedor, que será muy distitna a la tuya.

Podemos decir que el cierre de las ventas es la diferencia principal y sustancia entre un modelo de afiliación y uno de dropshipping. Todo lo demás, entre estos dos modelos, son similitudes:

Además, en estos dos modelos el papel del marketing online y el posicionamiento en buscadores será muy importante para poder generar tráfico a las páginas en las que se promocionan el producto de afiliado.

Muchos de negocios de afiliación terminan siendo tiendas dropshipping por que los márgenes de beneficio suelen ser mayores en este nuevo modelo de negocio y se siguen manteniendo el resto de ventajas de los negocios de páginas de afiliados.

Conclusiones

Podemos encontrar tanto beneficios como problemas en un negocio de dropshipping. Si estás planteando recurrir a esta técnica de ventas para tu ecommerce deberás reflexionar sobre todos estos aspectos.

Tendrás que estudiar los pros y los contras antes de tomar la decisión de iniciar un negocio con este sistema. Si tienes dudas, consulta antes la experiencia de algún conocido que haya probado el negocio.

No olvides que siempre pueden surgir obstáculos y problemas, pero podrán resolverse si previamente has realizado una planificación cuidadosa y existe una buena coordinación entre el vendedor y el proveedor.

Es primordial realizar una investigación antes de iniciarse en este negocio para evitar algunos de los posibles problemas que pueden aparecer a lo largo del proyecto. Si se realiza un buen trabajo de investigación, formación y planificación se pueden superar los inconvenientes y aprovechar todas las ventajas que ofrece el dropshipping.

Podemos decir que es una oportunidad de negocio viable ya que puedes trabajar desde casa sin prácticamente inversión e infraestructura.